Menú

Nuevo ridículo de la FIA

0

Ya no se entiende nada. Desde aquí ya había criticado algunas de las nuevas normativas de la FIA para, según ellos, favorecer el espectáculo en la Fórmula Uno. Algo ya raro de por sí, ya que tanto en 2007 como en 2008 hemos tenido Mundiales muy emocionantes. Recordemos que en ambos casos el campeón no se decidió hasta la última carrera en Brasil, primero a favor de Kimi Raikkonen, un auténtico milagro,y un año después de Lewis Hamilton, éste último en la última curva.

Sea como sea, Max Mosley quería cambios. Primero su idea de los motores estándar, y después la rebaja drástica de los presupuestos de las escuderías. Pero al mismo tiempo les pedía que desarrollaran el KERS un sistema que representa un enorme gasto en su desarrollo, que aún sigue trayendo problemas y que pocos equipos tendrán listo para este domingo en Australia.

Pero claro, como la FIA y Ecclestone no pueden quedarse quietos, a poco más de una semana del comienzo del Mundial sacaron la nueva idea para determinar al campeón: por carreras ganadas. En realidad se trata de una reconversión de esa ridícula idea de otorgar medallas. Como era tan ridículo, lo mejor era darle importancia a las victorias, es decir a las medallas de oro. Un cambio de términos y nada más.

Ahora, marcha atrás. Al final la nueva normativa se aplicará en 2010 y no a partir de Melbourne este domingo. Felizmente, dos campeones salieron a dar su opinión al respecto. Primero lo dijo Fernando Alonso"No entiendo la necesidad de cambiar las reglas constantemente"– y después Michael Shumacher"No le veo sentido"–, algo que se agradece ya que muchas veces se echa de menos las opiniones de los pilotos, que al fin y al cabo son los verdaderos protagonistas y los que se juegan la vida en los circuitos. La propia Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA) se mostró en contra aparándose en el artículo 199, punto C del reglamento deportivo, en el que se dice que la FIA no puede modificar las normas en los 20 días precedentes al inicio del campeonato, a menos que los equipos lo aprueben por unanimidad. Algo que no ha ocurrido claro. ¿Resultado de todo esto? Ridículo estrepitoso de la FIA y Ecclestone.

Esperemos que en los próximos días sólo se hable de Fórmula Uno, del deporte y de su esencia, no de los jefes que piden protagonismo a gritos. Y lo cierto es que el Mundial 2009 está por fin aquí, con los entrenamientos como referencia: decepción en McLaren, cierta preocupación en Ferrari, sorpresa con Brawn GP y el aparente favoritismo para Alonso el su Renault R29. Eso sí, atentos a los alerones delanteros en la partida.

0
comentarios

Herramientas