Menú

Ni la FIA quiere que gane Ferrari

0

Al menos eso han demostrado los comisarios en Canadá tras sancionar a Vettel privándole de la primera victoria de la temporada. Ha sido la escena del gran premio, una salida de pista de Vettel con Hamilton al rebufo y una incorporación que, con el manual en la mano, sí, es sancionable, pero mata las ganas de ver espectáculo y, en definitiva, carreras de verdad.

Puede ser que independientemente de la sanción, Hamilton consiguiera adelantar a Sebastian Vettel en carrera, pero la sanción, excesivamente escrupulosa, de los comisarios adulteró en gran medida el resultado. Parecía que Canadá iba a ser el respiro que necesitaban tanto el piloto alemán como el equipo italiano, pero el peso de la ley ha caído como una losa sobre las aspiraciones de Ferrari. Fueron los favoritos desde el arranque del Mundial, incluso cuando no ganaban, en las primeras carreras, se les seguía mirando como el coche a batir. Pero los números son tozudos, siete carreras, siete victorias de Mercedes y cinco dobletes. Es apabullante la superioridad de las flechas plateadas y la incapacidad de Ferrari para superar sus propios problemas. Porque hay que ser sinceros: la sanción es la consecuencia de un error de Vettel, que se pasa de frenada y le obliga a salirse por la hierba. El alemán está notando la presión y los fallos lo demuestran; su rendimiento ha sido irregular y hasta ha tenido que responder preguntas sobre su posible y pronta retirada. Está claro que el piloto alemán no está pasando por sus mejores momentos. Lejos quedan ya los cuidados y mimos que recibía de los comisarios, la suerte en las salidas de pista o el favor de la prensa, sobre todo la italiana.

Ferrari ha perdido en Canadá una oportunidad única para recortar la distancia y el tiempo y los circuitos se acaban, sobre todo, los que le son favorables.

En cualquier caso y salvo sorpresa mayúscula, de Ferrari claro, Mercedes tiene este Mundial atado y más que atado, y esto no es una buena noticia porque ni siquiera hemos alcanzado el ecuador del campeonato. Liberty Media prometió más espectáculo cuando compraron los derechos de la Fórmula 1. Mucho van a tener que trabajar y cambiar las cosas para que, precisamente, algo cambie en este deporte.

Temas

0
comentarios

Herramientas