Menú

MotoGP no se resigna: esperanza de volver a competir esta temporada

0

Pese a la cancelación de los grandes premios de Holanda, Alemania y Finlandia, Dorna no se rinde y este mismo miercóles ha asegurado que en el peor de los escenarios se celebrarían al menos 10 carreras.

Sinceramente, me parece un pronóstico demasiado optimista teniendo en cuenta las limitaciones en los viajes de personas entre países que de momento no hay previsión de que se levanten. Pese a que se han adquirido más de 10 mil test de coronavirus y se ha establecido un protocolo para limitar el número de personas que integrarán los equipos, tanto en la parte técnica como deportiva, toda la logística que lleva pareja el Mundial de MotoGP hace difícil que se puedan cumplir los pronósticos expuestos por el Ceo de Dorna, Carmelo Ezpeleta.

Que se haya suspendido todo un clásico como Assen, que no se suspendía desde la II Guerra Mundial, es sintomático. Por mucho que las carreras se disputen sin público, la logística que entrañaría la protección de toda la estructura, para que no se produjeran casos de COVID- 19 no sólo en el desarrollo del evento deportivo sino también durante el traslado de un circuito a otro, seguro que aumentaría los costes y cualquier positivo podría ser nefasto para el campeonato y el Mundial.

Lo cierto es que se espera que el verano nos alumbre a todos, nos saque a todos de nuestras casas, nos devuelva parte de la normalidad, social y económica, pero no sé si será suficiente como para poner en marcha las motos. Catering, seguridad, no sólo es correr, es pura logística al más alto nivel. Y luego que no pase nada en carrera, es decir, que ningún piloto necesite por una caída ser trasladado a un hospital y eso pueda poner en riesgo el protocolo de seguridad.

Ganas de motos hay muchas pero hay que ser realista, quizás los más inteligente sería empezar a invertir en la temporada que viene, hacer del 2021 una auténtica fiesta del motor que resarza a los aficionados ávidos de aceite y gasolina.

Temas

0
comentarios

Herramientas