Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Montmeló se queda corto

0

Cuatro días de entrenamientos que en realidad han valido como casi uno, si tenemos en cuenta los tiempos muertos que se han vivido en el garaje por culpa de la lluvia e incluso de la nieve. El arranque de la pretemporada ha tenido como protagonista, no a lo pilotos o los monoplazas, sino al tiempo. Un tiempo que ha sido la comidilla de todos en el paddock, hasta tal punto que muchos directores de equipo han pedido a la FIA que se replanté volver a elegir el circuito barcelonés de Montmeló como el trazado elegido para la pretemporada.

Pese a todo no quedaba otra que probar, sacar los sensores a pasear, comprobar reglajes, y sobre todo poner a prueba la fiabilidad de la unidad de potencia, a la espera de la segunda tanda de entrenamientos ya con el sol como protagonista. Si hacemos caso a los tiempos, sin olvidarnos que cada equipo prueba distintas configuraciones, e incluso distinta carga de combustible, podemos sacar algunas conclusiones que deberán ratificarse, no ya la semana que viene, sino en Albert Partk, el circuito australiano que acogerá un año más el arranque de temporada el fin de semana del 23 al 25 de marzo.

Una pretemporada que se ha quedado escasa, muy corta para todas las pruebas que necesitan los equipo y más este año que los pilotos deberán acostumbrarse a una visión distinta de la pista divida en dos por culpa del halo, ese elemento a la altura de la cabeza de los pilotos que deberá protegerles en caso de accidente. Y precisamente en pos de la seguridad la FIA lo que debería plantearse no es si Montmeló seguirá siendo la sede de la pretemporada, lo que deberían pensar es ampliar el número de jornadas de entrenamiento para que la seguridad no se viera en ningún caso comprometida. Además esta decisión, si bien supone un poco más de dinero, también ayudaría a los coches más retrasados a preparar mejor su monoplaza. Me temo que esta decisión no sería viable para la FIA inmersa en una estricta política de recorte de costes.

Pese a todo, a la lluvia, la nieve, el frío y el viento los equipos finalmente han podido rodar para demostrar cuál es el estatus de cada uno, un estatus que ha cambiado poco respecto al año pasado si nos referimos a Mercedes. Sobrados, sería la palabra que más encajaría con el equipo alemán que guardan todavía mucho margen de mejora y que pese a los rumores de pretemporada no parece que tengan problemas ni de fiabilidad, ni de componentes. Todo el mundo les sigue dando como los favoritos y sus tiempos no han defraudado en Montmeló. Tampoco lo han hecho los motores Renault que lucen Red Bull, McLaren y el propio Renault. Fiabilidad y ritmo han sido la nota dominante, solo el McLaren tuvo algún problema por el sobrecalentamiento en la zona de los escapes pero se pudo solucionar a tiempo. El McLaren va mejor que con el motor Honda, sí, ahora queda por saber hasta dónde es capaz de llegar este coche con el nuevo propulsor. Algo que no sabremos hasta que no arranque el Mundial. La próxima semana Montmeló volverá a acoger los segundos y último entrenamientos antes de la primera carrera y muchos se quedarán con ganas de probar más y rodar más

0
comentarios

Herramientas