Menú

Los segundos que supieron a victoria en el Dakar

5

Hace aproximadamente un año, Libertad Digital me dio la oportunidad de escribir sobre el mundo del motor en un blog que inició Martín Higueras, amante de la velocidad y fantástico periodista de esta casa. Aunque ha sido la Fórmula 1 la que más páginas se ha llevado, lo cierto es que no fue la velocidad sino la aventura la elegida para iniciar mi andadura en este blog. Por supuesto me refiero al Dakar. Una carrera que va más allá de lo mecánico y exige al piloto una especial capacidad de sufrimiento y superación.

A veces ese sacrificio, como en otras modalidades del motor, se ve truncado no por una duna, ni por un problema mecánico, sino por una más que dudosa decisión de los comisarios responsables. Es lo que le ha pasado al piloto de motos Marc Coma, después de que la organización le devolviera al francés Cyril Despres los minutos perdidos en el barrizal del desierto chileno. Un regalo de ocho minutos que le ha valido al de KTM para hacerse con su cuarto Dakar, aunque ¿de qué manera? Sin duda el ganador real de la prueba más dura del mundo ha sido nuestro piloto. Un ejemplo a seguir, un deportista –permítanme la expresión– como la copa de un pino, no sólo por su profesionalidad y maestría en el mundo de la aventura, sino también por su deportividad. O mejor dicho, por sus tragaderas después de lo vivido con la organización.

No se nos escapa que la dirección de la prueba es de la misma nacionalidad que el ganador en motos; es decir, francesa. Y en el país vecino están hartos de ver a los nuestros ganarles en la mayoría de las modalidades deportivas. Nadie duda ya, después de ver la gran carrera hecha por Marc Coma, quién ha sido el mejor. Le pese a quien le pese.

Igual mención merece nuestra mejor piloto de todos los tiempos, Laia Sanz. Un año más ha terminado el Dakar como primera mujer y sin la ayuda de su mochilero, que tuvo que abandonar la carrera en su ecuador. Si bien Laia no tenía rival en su categoría, ha superado a muchos participantes varones poniendo en valor sus once títulos de trial.

Campeones, Laia y Marc, de una categoría que si no apostamos por ella pueden ser los últimos. Digo esto porque en España se ha convertido en imposible poder andar con las motos por el campo, base del raid. La legislación es tan restrictiva que nuestros deportistas profesionales se ven obligados a burlar la ley, con el riesgo de ser multados, o en su defecto tienen que huir de nuestro país para poder entrenar.

Hecha la denuncia, sigamos con el Dakar porque hay más protagonistas. Entre ellos Nani Roma, que rozó la gloria pero finalmente no pudo con todo un rey de esta prueba como es Stéphane Peterhansel. El francés ha ganado su primer Dakar en territorio americano y ha convertido a todo un novato en esta prueba, el Mini, en el rey del desierto. Segundo año de la marca alemana en el Dakar y única estructura oficial tras la ausencia de Wolkswagen y el pinchazo del Hummer del qatarí Al-Attiyah.

Subcampeonatos de Coma y Roma a los que hay que unir la victoria del español Xavier Foj, con su Toyota, en la categoría T2 de coches. Modalidad secundaría para muchos, pero que como en las demás se debe completar el recorrido en las mismas condiciones y bajo las mismas reglas y dureza.

Da un poco de pena que termine el Dakar, porque no hay en todo el año una prueba que se le parezca. Tendremos que esperar un año, deseando que los comisarios sólo trabajen para que se cumpla la normativa y no para favorecer o enturbiar una prueba con demasiada historia y categoría.

5
comentarios
Escribir comentario
1 Martín Higueras, día

Muchas gracias Lucía por la mención. Estoy seguro que este blog sigue en buenas manos.
Estoy de acuerdo con tu comentario. Fue muy raro lo que pasó con Coma. Una pena realmente porque estaba listo para ganar sobre todo después de las durísimas dunas que tenemos en el Perú.
Ayer entré con esRadio a narrar lo que veía en el enlace final. Estaba en la Panamericana Sur y realmente Lima se volcó con este raid. Tuve la suerte de estar frente a Gordon cuando decidió subirse al techo de su Hummer naranja junto a su copiloto y seguir su marcha desde ahí arriba durante muchos metros. Peterhansel fue un gran ganador pero Gordon (con su vuelco y locuras) se quedó con el corazón de los peruanos. El ganador moral dicen algunos.
Lo disfruté mucho y la llegada a la Plaza Mayor de Lima fue apoteósica. Realmente increíble.

2 euribiades, día

Yo espero con ansiedad el inicio del campeonato de F1.
Cuando tenga 40 años iré al dakar en plan amateur por ahora solo puedo conformarme con verlo en la tv .
Estoy ansioso !!!!!!! yo sin f1 no soy persona

3 FILI, día

Estimada Lucía, el Dakar, bueno, este pseudo-Dakar ya que al no pisar áfrica deberían cambiarlo de nombre por el insulto que le hacen al Teneré, Sáhara, Imilchil, el Atlas o el Lago Rosa, no se rige por un reglamento que hay que seguir a rajatabla, aunque en la F1 se la pasan igualmente por el forro, aquí los franceses hacen y deshacen a su antojo y si hay una confrontación entre un piloto de cualquier nacionalidad y uno francés, tena usted por seguro que el beneficiado será el francés o el que tenga que ver con interesas franceses.
Por ejemplo Monsieur Dakar, como llaman a Peterhansel, debería ser llamado Mr. Trapas, era increíble ver siempre al helicóptero de la organización guiarle durante las etapas marathon o en las zonas de dunas. Era imposible que abriendo pista siguiera metiendo tiempo a sus rivales,solo hay que pregutarle a Óscar Gallardo o a Jordi Arcaróns por ello ya que ambos lo sufrieron.
La embestida Jean Louis Schlesser con su buggy a Miguel Prieto en el Dakar del 1999 (que debió ser el primer español en ganar en coches y se lo robaron) y que no sufrió ninguna penalización por parte de la ASO (aunque no recuerdo si todavía era la TSO Thierry Sabine Organisation), aunque si Mirsubishi hubiera querido ayudarle (Miguel solo llevaba ayuda de Mitsu España, nada de Japón) y haberse comido su orgullo de que un privado sin el apoyo de RALLY ART hubiera ganado el Dakar por delante de los oficiales Masuoka, Jutta y demás.
O la famosa noche de las dunas del Dakar 1996 entre los pilotos FRANCESES del equipo FRANCÉS CITROËN y los Mitsubishi. Solo hay que oír la conversación entre Fenouille, Auriol y Lartige... Los japoneses se retiraron de la carrera tras esto.

4 FILI, día

Por ello, no me extraña, digo que era algo lógico que Després, el cual me ha decepcionado, ya que alguien que gana la Romaniacs y la Ezberg, sea tan miserable de pedir que se le devuelva el tiempo por atascarse en un lodazal, y no solo porque estuviera cabreado de quedarse, sino que él sabía que su reclamación llegaría a buen puerto que no era otro que mantenerse lo suficientemente cerca de Coma como para batirle.
Lo de Laia es de traca, 11 veces campeona del mundo de trial y el año pasado gana el dakar en moto y queda subcampeona del mundo de enduro femenino. Montesa/Honda pasa de ella y se va a Gas Gas (la honda con la que ganó el pasado Dakar era privada y preparada por Arcaróns). Un beso Laia, y aunque estamos en contacto, uso este medio de nuevo para felicitarte.
Y gracias por hablar de la persecución que sufrimos los endureros y trialeros en España. En Cataluña, los pilotos de élite, Cervantes, Laia, Cabestany, Raga, Bou etc... si les ponen una multa, la Federación Catalana y la Generalidad se las quitan, en Madrid y el resto no, si nos paran haciendo enduro o trial, la multa puede ser de 3.000 a 300.000 euros...
Solo pedimos que legislen no que prohíban indiscriminadamente algo que está demostrado que no causa impacto medioambiental como se cree.

Un saludo Lucía.

Fili
fili@2y4t.com

Por cierto, mandé que publicaran la noticia del fallecimiento haciendo enduro en Gerona de Mika Ahola, 5 veces campeón del mundo de enduro y parece que este deporte está defenestrado en LD. Pero ni este ni el trial, ganamos cada año en moto de campo 4 o 5 títulos mundiales y no se hace referencia, ¿Cómo queremos que conozcan nuestro problema para entrenar si nadie cuenta lo que ganamos?
Anda Lucía, haz algo por nosotros (pecadores).

Un abarzo.

5 Lucía Prieto, día

Totalmente de acuerdo con vuestros comentarios. El Dakar ya no es el Dakar y la influencia francesa sigue siendo capital a pesar de rodar en otro continente. Acciones como la ocurrida este año desprestigian una prueba con demasiado caché para ello.

Herramientas