Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Los fantasmas vuelven a Ferrari

0

Perder frente a Mercedes el pasado Gran Premio de Italia, en el circuito de Monza, fue
un golpe del que Ferrari todavía no se ha recuperado, lo demuestran las dudas, si
quieren los fantasmas, que han vuelto al equipo. El sábado, en Singapur, Sebastian
Vettel falló en la calificación y perdió no solo la pole sino la primera línea para el
domingo, y en carrera la estrategia no funcionó, intentaron un undercar frente a
Hamilton y terminaron siendo víctimas de Verstappen, que sí consiguió adelantar al
alemán en la parada.
Ya hemos vivido esta escena de tensión, de nervios cuando Fernando Alonso lucía el
color rojo en su monoplaza y su mono, vivimos los errores en el muro, dudas en la pista
y una evolución irregular del monoplaza. En esta ocasión, yo creo sinceramente, que
Vettel cuenta con mejor coche del que tenía Fernando Alonso y el compañero de
equipo, Raikkonen, está más controlado. En cualquier caso, la distancia de más de
treinta puntos en la general entre Vettel y Lewis Hamilton se antoja demasiado abultada
para las pretensiones del piloto alemán de ganar el Mundial. Lo tenían, de hecho es
mayoritaria la opinión en el paddock de que el Ferrari es el mejor coche de la parrilla, es
verdad que sufren demasiado con el desgaste excesivo de los neumáticos pero las dudas
han llegado desde otros muchos frentes. Ahora solo les queda esperar el error o el
desfallecimiento del Mercedes o del propio Hamilton, que cada domingo ve más cerca
la quinta corona que le colocaría a la altura de un piloto de leyenda, Juan Manuel
Fangio.
Quedan seis carreras para que se termine el campeonato, seis finales en donde un solo
falló más de Ferrari le apearía definitivamente de la lucha por el Mundial
. Es la hora de
la verdad para un equipo que lleva más de diez años sin ganar un título Mundial. Y no
olvidemos, también es la hora de Sebastian Vettel al que este año hemos visto más
nervioso de lo habitual, con sus continuos berrinches, pero fallando cosas que el piloto
alemán no suele fallar. Ahora ya sólo les vale ganar.

0
comentarios

Herramientas