Menú

Las mentiras de Honda

0

Desde el primer día de la primera temporada de Fernando Alonso en McLaren-Honda, el motorista japonés y por extensión la escudería inglesa hablaron de resultados, de ganar carreras e incluso mundiales. Desde entonces —lo siento, Fernando—, ninguna de esas pretensiones se han materializado… En mi casa, mi abuelo siempre me dijo que las mentiras tienen las patas muy cortas y que puedes mentir una vez pero a la segunda, y no digamos a a la tercera, el chiringuito no hay quien lo sostenga.

Puedo llegar a pensar que ellos mismos se creyeron aquellas afirmaciones pese a los resultados nefastos del primer año y la mediocridad de los del segundo.

Ahora, en la que debía ser la tercera y definitiva temporada que aupara a Fernando a los sitios que le corresponden, el podio, el equipo vuelve a negar el fracaso y la crisis en la que están inmersos.

Según el nuevo jefe ejecutivo de McLaren, Zak Brown, "la palabra crisis es muy fuerte". No Zak, la palabra crisis se queda corta. Habéis reconocido que el arranque del Mundial será duro, que tenéis dudas de que el coche aguante toda la carrera, no habéis podido probar nada más que el motor, vais casi a ciegas con el chasis y con los neumáticos… ¿y a todo eso no le llamas crisis?

Es decepcionante, vergonzoso y triste ver cómo Alonso está condenado a arrastrarse por los circuitos un año más. La situación merece un golpe en la mesa de Fernando. Puede que ya lo haya dado, pero creo que la afición se merece que manifieste su enfado que exteriorice todo lo que pensamos los demás. Al menos no daría la sensación de que el mejor piloto que hemos tenido nunca no hace nada, y tiene unas tragaderas más grande que las tuneladoras de metro.

Nunca he sido tan dura en una entrada de blog, pero la situación es excepcional y lo merece.

0
comentarios

Herramientas