Menú

Las dudas de Alonso y la certeza de Austria

0

Nunca tan poca actividad había generado en F1 tantas noticias. No hay carreras, no hay paddock pero hay mucha chicha que cortar en este circo que parece que se desdibuja. El arranque de temporada, pese a tener una fecha y un lugar, Austria el 5 de julio, todavía está lleno de incertidumbres, de dudas sobre cómo se harán las carreras, cómo darlas emoción y atractivo. Se pensó en carreras donde se cambiaría el sentido de la marcha de una manga a otra, lo que para muchos siempre ha sido un sueño, pero la seguridad no lo permite; es cierto que las escapatorias no son iguales según se corra en un sentido u otro. También se han propuesto carreras con parrillas invertidas, es decir, que en la segunda de las mangas los últimos en parrilla fueran los pilotos que habrían conseguido las primeras posiciones en la carrera inicial, pero Mercedes se ha opuesto, no quieren perder su supremacía. Tampoco se tiene mucha certidumbre sobre el número total de grandes premios que se podrán correr, estamos a merced del Covid- 19, nadie sabe cuánto dinero se perderá, cuántos se podrá recuperar y cuál será el agujero final que generará esta crisis que puede hacer caer a uno de los grandes de la Fórmula1, Williams.

Pese al recorte en el presupuesto que ha aprobado la Fórmula1 para los próximos años, son muchos los que no van a poder hacer frente al coste que supone un equipo en este deporte. Williams es la primera que lo ha hecho público y aunque Renault ha dicho que seguirá en la competición más exigente del automovilismo, su situación es muy frágil, hasta Mercedes ha sufrido grietas, McLaren ERTES y despidos, y la situación de los circuitos que este año no cobrarán por la celebración de los grandes premios no es mejor. Dudas que se extienden a todos los ámbitos, son muchos los pilotos que todavía no saben qué será de ellos en el futuro, la retirada de Vettel o su marcha a Mercedes, el nuevo equipo de Bottas o la vuelta de Fernando Alonso. Quizás sea el piloto asturiano la gran incógnita que todos quieren despejar. Todos, y no se si él también, quieren que vuelva y muchos ven la debilidad de Renault como la percha que puede hacer volver al asturiano que regresaría a la escudería que le dio los dos Mundiales como un salvador de la marca, de la fábrica. Pero, pese a que la historia suena bonita creo que tiene poco recorrido, Alonso necesita un coche ganador, un equipo que le ofrezca soluciones y eso en Fórmula 1 es sinónimo de dinero, justo lo que no tiene la factoría francesa. En cualquier caso quien ocupe el lugar de Ricciardo en Renault no se conocerá hasta bien entrado el verano, así que nos quedamos con la única certeza que a día de hoy tenemos, Austria 5 de julio.

0
comentarios

Herramientas