Menú

La última bala de Lorenzo

0

Se acabó la era Ducati para Lorenzo. Se acabó la desconfianza, las miradas con el rabillo del ojo y los problemas para convencer al equipo de las necesidades del piloto. No se puede decir que haya sido una pesadilla pero tampoco han sido las mejores temporadas de Lorenzo ni muchísimo menos. Le costó adaptarse a la moto, pero sobre todo al equipo. No valían sus anotaciones, sus indicaciones porque la idea en el equipo italiano era clara, esta moto no se toca, funciona así y así debe rodar independientemente de quien la conduzca.

Pero demostraron que se equivocaron. En cuanto dejaron a Lorenzo intervenir mínimamente en la moto empezaron a llegar los resultados, la posición de número uno de Dovizioso se tambaleó y la gestión del trato a Jorge por parte de la marca italiana quedó más que comprometida. Nunca hay que desmerecer a un tres veces campeón del Mundo de la categoría reina y a uno de los pilotos que mejor sabe poner a punto una moto, cuándo le dejan claro. Tras su descarte por parte de Ducati nada más empezar la temporada el resto de equipos se rifaron a Jorge, sobre todo Yamaha que ha reconocido, de forma oficiosa, que pese a la manías de Lorenzo han echado de menos su capacidad para sacar lo mejor de la moto y los neumáticos. Vetado por Valentino Rossi y con pocas ganas de muros dentro de un mismo box Jorge eligió lo nuevo, eligió el reto, quién sabe si Honda será su última bala para volver a ser campeón del Mundo. No va ser fácil. Honda no es la mejor moto, ha ganado el Mundial sí pero con el mejor piloto, el único que ha conseguido que la moto del ala dorada funcionara en todos y cada uno de los circuitos. Los propios miembros del equipo japonés han confirmado que la Honda no ha sido la mejor moto y lo demuestran los resultado del compañero de equipo de Márquez, Dani Pedrosa y del resto de pilotos con una Honda satélite.

El martes Lorenzo se subirá por primera vez en la Honda y lo hará algo mermado por las lesiones pero con la ilusión de poder conseguir con su nueva moto lo que se le ha negado con Ducati, poder ser competitivo y ganar, ganar carreras y quien sabe si poder disputar a Márquez el título Mundial. Lo va a tener difícil, su nuevo compañero y vigente campeón tiene muy bien cogida la medida a la moto y es el niño mimado de la fábrica, pero si alguien puede y debe inquietar al ilerdense este es Jorge. Ha ganado carreras con la Yamaha, también con Ducati y ahora le toca Honda. El mallorquín, haga lo que haga, hará historia y estoy convencida de que le dará más de uno y de dos dolores de cabeza a Márquez, que hasta ahora ha vivido muy tranquilo con Pedrosa al otro lado del box.

Volver a ver a Lorenzo de forma recurrente en las primeras posiciones será bueno para todos incluso para Márquez, más competición, más emoción y más talento. Sólo hay un pero, que la tensión que se pueda llegar a generar dentro del equipo haga saltar por los aires las expectativas de Honda que son muchas.

0
comentarios

Herramientas