Menú

Jorge Lorenzo, a un paso de la retirada

0

Su rostro, tras el Gran Premio de Australia, fue precisamente el de un hombre que lucha contra la moto que se ha vuelto su principal enemiga, y vuelve al campamento, al garaje, abatido, herido y contando demasiadas bajas. El anuncio, hace ya más de un año, de que Jorge Lorenzo fichaba por Honda, tras su polémico paso por Ducati, parecía ser el mejor de los anuncios, los dos mejores pilotos que ha dado España en un sólo equipo, que se intuía imparable. Nada más lejos de la realidad, caída en pretemporada, falta de confianza y luego todo los demás. Al mejor Márquez le ha llegado la peor versión de Jorge Lorenzo que agudizó su crisis, consigo mismo y con el ala dorada, tras la escalofriante caída sufrida en Montmeló de la que podía no haber salido vivo. A la falta de confianza en la moto, aquella caída a aportó a Jorge miedo mucho miedo, y no hay peor desgracia para un piloto de motos que sentir miedo por volverte a caer.

Jorge ha dejado de ser Jorge Lorenzo, es un pena y no es justo ni para él ni para los aficionados verle en las últimas posiciones, sudar sin ser capaz de adelantar a un sólo piloto como ha ocurrido en Australia, y verle bajar de la moto con ganas de irse a casa y sin cruzar si quiera una palabra con su equipo, que ya no sé si es el suyo. No olvidemos quién es Lorenzo, un cuatro veces campeón del Mundo de la categoría reina, uno de los mejores deportistas que ha dado nuestro país, un piloto elegante, rápido trabajador y constante que ahora anda perdido y con miedo.

Ya lo dijo Marc Márquez tras la consecución de su octavo título del mundo, "has de estar dispuesto a todo, a caerte todas las veces que sean necesarias, si quieres ser el mejor y conseguir el título". Creo que a Jorge le ha dejado de compensar, su espalda, su ego no están para montar en moto y no se si hay luz al final del túnel. Lorenzo siempre ha sido un piloto cuyo punto débil ha sido su mente, es ella la que domina su rendimiento y la que le tiene preso en una espiral que sólo tiene dos salidas, o romper con el miedo y estar dispuesto a todo, o dejarlo y disfrutar de la memoria, de lo conseguido, de los logros y las celebraciones. Espero que nadie, al menos yo no, podrá dudar del talento de Jorge, de su legado y de su potencial, espero que seamos justos con un referente del motociclismo. Espero que Jorge sea capaz de superar esta crisis, aunque creo que de hacerlo no lo hará en Honda, un equipo que tiene al mejor, que le ha acompañado sí, pero donde vive demasiado a la sombra. Quizás una nueva ilusión, un nuevo reto lejos de compañeros que ensombrecen como Márquez puedan salvar a Lorenzo y devolverle a su lugar natural.

Herramientas