Menú

Honda sí que funciona con Red Bull

0

Después de años de críticas, de fracasos, de divorcios, dudas y encontronazos, Red Bull ha conseguido devolver la dignidad a Honda, y además en su primer año de noviazgo. No es menor que la escudería austriaca se ha beneficiado de lo aprendido después de cada fallo y error que el fabricante japonés padeció con McLaren. Pero la fórmula ganadora compuesta por Red Bull y Honda no sería posible sin Max Verstappen. Así lo atesora el hecho de que el holandés estuviera a punto de doblar a su compañero de equipo, Pierre Gasly.

Fue sin duda una prueba histórica para la marca del ala dorada y para Verstappen, que tuvo que remontar después de una nefasta salida que le hundió hasta la séptima posición. La estrategia acompañó al piloto holandés, que condujo como nunca adelantando a los Ferrari y los Mercedes, no dando nada por perdido. Espectacular, incluso su agresividad con Leclerc; son luchas que se agradecen en los tiempos que corren. Honda ha encontrado en el Toro la horma de su zapato y esto no quiere decir que a partir de ahora estén siempre ahí arriba, ni mucho menos, pero ya han roto el techo de cristal que supone conseguir la primera victoria y con el aliciente de que la han conseguido con todos los favoritos en pista y sin que el safety car o las condiciones meteorológicas intervinieran.

Sin duda una bocanada de aire fresco para Red Bull y un nuevo mazazo para Ferrari, que esta vez sí eran superiores a los Mercedes y al final se han quedado sin la victoria y con un único coche en el podio. Hasta han perdido la tercera posición en la clasificación del Mundial de pilotos, pues ahora es Verstappen el que persigue a las flechas plateadas. Flechas que han sufrido como nunca y que, pese a todo, han logrado salvar los muebles en el que debería ser su peor gran premio. Ojala no sea así y a partir de ahora haya algo más de baile entre los favoritos y, por tanto, emoción en el campeonato.

0
comentarios

Herramientas