Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Hamilton se corona, Márquez a esperar

0

No era complicado, Lewis Hamilton lo tenía fácil para lograr el título en México y aunque las cosas parecían que se complicaban tras el toque con Vettel en las primeras curvas del gran premio, el alemán corrió la misma mala suerte que el inglés y los dos tuvieron que pasar por el pit a cambiar algo de sus monoplazas. El ansía de ambos les dejó sin lucha cuerpo a cuerpo y decidió el Mundial a favor de Hamilton que ha conseguido, a dos grandes premios para el final, su cuarta corona. Un año perfecto para Lewis Hamilton que ha conseguido batir esta temporada un sinfín de récords de poles, victorias y vueltas rápidas que le colocan a la altura de los mejores de este deporte.

No faltaron los problemas al inicio de la temporada y la competencia. Mercedes no ha sido el monoplaza incontestable al que nos habían acostumbrado estos últimos años, se les han visto debilidades pero no las suficientes, ni siquiera para Ferrari, que estuvo cerca hasta que volvieron los fantasmas a Maranello. Que el dominio de Mercedes se haya puesto en duda en algunos grandes premios, tanto por parte de Ferrari como de Red Bull, nos ha permitido vivir carreras más emocionantes y competidas y eso siempre se agradece. Hamilton se ha podido lucir más, le hemos visto defendiendo posición o luchando directamente por ella; nos ha dejado ver a un súper piloto que ya forma parte de la historia de la Fórmula 1.

Hamilton pudo hacer lo que a Marc Márquez se le resistió. Las condiciones que acompañaron el Gran Premio de Malasia no ayudaron a Márquez a cerrar un Mundial que se jugará en la última carrera, el Gran Premio de Valencia. El ritmo de las Ducatis pero sobre todo la lluvia dejaron al piloto español a las puertas del podio y de su cuarto título Mundial de la categoría reina. La pole de Pedrosa el sábado hacia presagiar un gran premio favorable para Honda pero la lluvia hizo que los pilotos contuvieran más sus ataques, a excepción de Andrea Dovizioso que sólo le valía ganar para mantenerse vivo en la lucha por el título. Ducati uso bien su baza con Jorge Lorenzo que podía haber ganado, pero un mundial es un mundial y en Malasia tocaba trabajar para el equipo. Si bien es cierto que Márquez llega a Cheste con mucha ventaja, ya que a Dovizioso sólo le vale ganar, una caída del leridano comprometería el mundial. Márquez llevó a lo máximo que se podía llevar a la Honda bajo la lluvia muy consciente de que en una caída se iban más puntos que cruzando cuarto la línea de meta.

Valencia volverá a ser el escenario donde se decida al nuevo campeón del Mundo de MotoGP, después de que hace dos años Jorge Lorenzo consiguiera su tercer título en el polémico mundial de la dichosa patada o no patada entre Rossi y Márquez.

Está claro que Ducati no va a dar nada por perdido aunque Cheste no sea su mejor trazado, pero Marc no es un adversario fácil y ha demostrado mucha sangre fría y talento en muchas ocasiones. Lo bueno, esperemos, es que Márquez podrá celebrar la consecución del título con la afición española, en casa y eso siempre es un aliciente para el piloto.

0
comentarios

Herramientas