Menú

El uso del sistema DAS de Mercedes: la Fórmula 1 camina hacia el comunismo

0

Esta semana Mercedes ha sido el centro de todas las miradas, de los todos los análisis y finalmente de todos los aplausos. El nuevo sistema DAS, que permitirá a la escudería alemana variar el ángulo de convergencia de las ruedas delanteras a placer con el coche en marcha, ha vuelto a poner de manifiesto la superioridad de la marca de las flechas plateadas. Los demás equipos, medio embobados, sólo pueden aspirar a copiar el gran ingenio y esperar a que funcione, al menos, la mitad de bien, para no quedarse descolgados de un Mundial que Mercedes ya parece haber ganado antes si quiera de que arranque el campeonato.

Pero adelantos de este tipo como el DAS, que ha hecho las delicias de los amantes de la ingeniería, de la mecánica y en definitiva de la automoción, son los que definen a un deporte como éste que es pura tecnología, ingeniería y futuro. Es cierto que adelantos de este tipo rompen el principio de igualdad que se persigue en los últimos años en la F1, con el objetivo de que haya más igualdad en las carrera y por tanto más emoción y disputa, pero creo que es fundamental que la F1 siga haciendo estas cosas, nos siga sorprendiendo a todos de esta manera. El desarrollo de este deporte se debe a esas mentes maravillosas, a los ingenieros que han sabido ver oportunidades en los vacíos que dejan las normas técnicas y que han permitido que todo avance como lo ha hecho.

No es menos cierto que el que más suele avanzar es el que más dinero y recursos tiene, y hay algunos hallazgos que han marcado el devenir de, no sólo un Mundial, sino toda una época. Estas situaciones se quieren cortar de cuajo, tal es así que a partir del próximo año adelantos de este tipo, que hacen de las limitaciones y de las normas técnicas toda una virtud, no estarán permitidas. Y los equipos ya están avisados por uno de los ingenieros que precisamente mejor supo jugar con el reglamento en el pasado, como es Ross Brawn, ahora uno de los mandamases de Liberty Media. El ex de Ferrari dijo que la futura gobernabilidad de la F1 permitirá rápidas respuestas para tirar abajo ideas que explotasen las lagunas en el reglamento. Es decir, que el DAS sí estará permitido en 2020, pero no en 2021.

"Si un equipo llega con una solución que nunca se pensó ni imaginó, y destruye el principio de igualdad que estamos tratando de establecer, la gobernabilidad permitiría, con el suficiente apoyo de los demás equipos, pararlo. Y esto es una filosofía completamente diferente", añadió.

Pues, ¿saben qué? Me da mucha pena, para eso que pongan en marcha un campeonato monomarca y así no habrá quien destaque, más que los pilotos. Pero si queremos que sean las marcas las que se luzcan, las que se disputen el campeonato, es normal que cada una intente sacar pecho, mostrar todo su potencial y su ingenio, necesitan darle valor a una marca que luego tiene que vender en la calle. Es como poner límites al libre comercio y optar por una F1 más comunista para que todas las escuderías, independientemente de su potencial técnico y humano, tengan su oportunidad.

El ingenio, la capacidad de imaginar lo que a nadie se le ocurre es la mejor de las maneras para que la Fórmula 1 siga siendo grande y distinta a otras categorías. Además, nadie dice que lo que a unos se les ocurre, no lo puedan copiar los demás.

0
comentarios

Herramientas