Menú

Ecclestone y Briatore: Dios los crea y ellos se juntan

0

Hablar de Flavio Briatore y Bernie Ecclestone es hablar de Fórmula1, los dos forman parte de la historia de este deporte al que tanto tiempo y esfuerzo han dedicado. Bernie es uno de los padres de la F1 moderna, ha sido el jefazo hasta hace unos días y ha conseguido llevar este deporte a cotas impensables, pero la máquina de los huevos de oro dejó de funcionar hace tiempo. No para él, claro. Bernie ha tenido muchas luces pero no escapa de las sombras. Sombras que le han llevado a sentarse en el banquillo de los acusados por soborno o tráfico de influencias. Todos los negocios que se hacían en la F1 pasaban por él e irremediablemente por su bolsillo. Más de tres décadas tejiendo redes, haciendo negocios con este deporte y ahora en paro. No ha pasado ni una semana desde que Liberty Media, la nueva propietaria de la F1, prescindiera de sus servicios y Ecclestone ya se ha puesto a trabajar en su nuevo proyecto, una nueva F1. No sabe hacer otra cosa y como muchos actores que sueñan con morir en las tablas, Bernie ha decidido dejar este mundo desde los circuitos. 

¿Su compañero de baile? Flavio Briatore. Mentor e impulsor de campeones como Michael Schumacher y el propio Fernando Alonso ha visto en el despido de Bernie su oportunidad de volver a las carreras. Inhabilitado desde 2009 por la gestión del equipo Renault Flavio ya no sabe que hacer para dejar sus otros negocios a un lado y hacer lo que le gusta, gestionar equipos, preparar coches y ganar dinero.  

La criatura se llamaría GP1 y la idea es que fuera un Mundial de pilotos con coches con motores atmosféricos, chasis de la GP2 y las mismas herramientas y opciones para todos los equipos y pilotos. Las primeras reuniones ya se han producido pero parece poco probable que las grandes marcas estuvieran dispuestas a embarcarse en un proyecto así, y más teniendo en cuenta que los nuevos propietarios de la F1 buscan precisamente devolver protagonismo a las escuderías y a sus pilotos. 

Bernie no estará quieto, eso seguro, y Briatore seguro que le animará ya que es su última opción para salir del ostracismo en el que está recluido. Puro circo, pura F1. 

0
comentarios

Herramientas