Menú

Confirmado: existen los extraterrestres y van en moto

0

… Y uno de ellos se hace llamar Marc Márquez. El piloto de Honda ha demostrado un años más, que al igual que nos pasa con Rafa Nadal en tenis, que no habrá otro igual, que estamos ante un portento deportivo, todo un genio. Hasta sus compañeros de categoría admiten que Marc está a otro nivel y que a día de hoy no hay nadie que pueda plantarle cara, con su facilidad para adaptarse a todo tipo de circuitos, a todo tipo de problemas en la moto y su infalible regularidad. La victoria del piloto ilerdense en Aragón ha sido toda una exhibición, sólo en la primera vuelta ya había sacado más de un segundo de distancia a sus inmediatos perseguidores y terminó a casi cinco cuando cruzó la bandera a cuadros. Y esto no es como en la Fórmula 1 en la que el coche influye en más de un 80 por ciento en el rendimiento del piloto, en Motociclismo y pese a todas las innovaciones técnicas incorporadas en la categoría reina, el talento del piloto es crucial para la obtención de los resultados.

La manera en que Márquez se desliza por el asfalto, moto incluida, la facilidad para controlar la moto en una frenada extrema o buscar huecos imposibles a la hora de adelantar le hacen ser un piloto completamente distinto a cualquier otro que hayamos visto. Una auténtica revolución que seguro supondrá una referencia para muchos jóvenes que imitan su forma de hacer, de trazar y que intentan imitar a un piloto que ya es historia y que nos dará muchas más tarde de gloria. Hay que reconocer que España ha dado un salto cualitativo en cuanto a la calidad de sus deportistas y espero que sepamos verlo y valorarlo. Nadal, Gasol, Toni Bou, Márquez, Carolina Marín, Javier Fernández y otros tantos que también merecen ser mencionados que demuestran que sabemos hacer las cosas bien, que somos capaces de desarrollar y proyectar carreras deportivas al más alto nivel.

Dentro de dos semanas Márquez podría conseguir en el gran premio de Tailandia su octavo título Mundial, el sexto en la categoría reina, quedándose a sólo uno de los nueve que atesora el gran Valentino Rossi, y lo podría conseguir a una edad mucho más temprana que el italiano. Sin duda estamos ante un piloto superior, una especie rara y maravillosa al le chiflan las motos.

0
comentarios

Herramientas