Menú

BBB, una combinación ganadora, por ahora

0

Tengo que confesar que cuando vi los grandes tiempos de los Brawn GP tanto en los entrenamientos de pretemporada como en las sesiones en Albert Park -incluidas las clasificaciones- pensé que en la carrera sería diferente, sobre todo por la fiabilidad que podrían tener los motores Mercedes. Realmente no habían podido hacer muchas pruebas aunque es verdad que en las pocas que realizó, sorprendió a todos sobre todo por el aparente (sólo aparente) poco tiempo que tuvieron para preparar el coche.

Dicho esto, la victoria de Button ha sido sensacional. ¡Vaya fin de semana el de Brawn GP! La combinación BBB (Brawn, Button, Barrichello) parece ser, por el momento, ganadora. Primera carrera, primera pole, primera victoria, primer 1-2. Barrichello también se unió a la fiesta después de cargarse a un par de pilotos tras una partida muy mala. Intentó recuperarse pero a costa de Mark Webber, sin duda el más perjudicado por la precipitada acción del brasileño. En cuanto al británico, es obvio que su carrera ha sido casi perfecta. Y digo "casi" porque la mejor vuelta fue para Nico Rosberg, otro de los que llevaban ese tan polémico difusor que seguirá dando que hablar. El milagro de Button es que de estar a punto de decir adiós a la Fórmula Uno, se encuentra con un coche ganador y con todas las posibilidades de ganar también en Malasia, un circuito con curvas muy rápidas que parecen irle muy bien a esta nueva escudería dirigida por un Ross Brawn que vuelve a demostrar que su trabajo en Honda no fue en vano. Me imagino que, después de esta carrera, los responsables de Honda deben estar lamentando su decisión. Lo que debe hacer Brawn GP ahora es aprovechar mientras puedan la ventaja del difusor, porque es probable que la FIA intervenga para igualarlos a todos otra vez.

Dos de los pilotos que no llevaban esa estructura trasera eran Sebastian Vettel y Robert Kubica. Estos fueron también grandes protagonistas del gran premio. El primero de ellos sobre todo porque después de entrenamientos desastrosos (tanto en Jerez, Montmeló y en Albert Park), logró colarse en la segunda fila de parrilla y redondear una carrera excelente. Por su parte, Kubica, a diferencia de su compañero Heidfeld, no llevaba en su BMW-Sauber el sistema KERS, algo que en principio podía costarle valiosos segundos. Pero nada, no pareció echarlo en falta. Lástima que los dos se tocaran de esa manera casi al final de la carrera. Sin embargo, mi opinión es que se trata de un accidente de carrera. Kubica no llegó a pasar del todo al alemán, y éste finalmente tenía la ventaja de la curva. Nada que objetar, en principio. La pena es que ninguno logró sumar puntos, algo que merecieron sobradamente.

El que aprovechó este accidente y pudo subirse al podio es Trulli, cuyo Toyota se vio relegado al final de la parrilla por una irregularidad en su alerón trasero. Logró llegar tercero después de una carrera en la que tuvo que luchar contra casi todos. Esta sorpresa se une a la de Hamilton. El británico no entraba en las quinielas de nadie, ni siquiera para puntuar en Albert Park. Su McLaren dio señales de recuperación con mejores tiempos que muchos candidatos a entrar en su posición y hasta en el podio. Alonso era uno de ellos.

Lo mejor para el español es que la carrera haya terminado y, gracias al accidente por el segundo puesto y los problemas de Rosberg, lograr un inesperado sexto lugar. Es cierto también que se vio afectado por los problemas de la partida. Tres puntos importantes porque pocas vueltas antes del final de la carrera era noveno. Pero no deja de sorprenderme el mal estado de forma del R29 este fin de semana. Lo extraño es que incluso el de Piquet parecía mejor que el de Alonso en carrera, algo que seguramente no le volverá a ocurrir en todo el año.

Hamilton es uno de los pilotos que no puede quejarse del resultado. Visto lo visto en las últimas semanas, su cuarto puesto parece caído del cielo. Nadie apostaba por McLaren. Ni ellos, me parece. Lo había advertido el mismo Norbert Haug, pero en carrera el británico fue bastante rápido con respecto a buena parte de los otros coches. Dio pelea y nos regaló también su agresividad, la misma que le ha traído tantos problemas en el pasado pero que animan cualquier carrera. En Malasia seguirá por detrás en entrenamientos y clasificaciones y sólo una carrera como ésta –con accidentes y abandonos– podría permitirle seguir sumando puntos antes de contar con mejorar en su MP4. Pero como ya he afirmado antes, McLaren es un histórico de la F1 y sabe perfectamente salir de los problemas.

En resumen, creo que todos hemos disfrutado de esta carrera. Hemos tenido de todo, grandes duelos y grupos muy ajustados de pilotos que no han regalado emoción. Eso sí, ahora la estrategia de las escuderías parece más fácil de predecir ya que ahora podemos saber cuántos litros de gasolina llevan al principio de carrera, algo que a mi modo de ver le resta incertidumbre a los grandes premios. La temporada promete y Malasia será una carrera apasionante, como ha sido el GP de Australia.

PD: Esta entrada fue subida antes de la sanción a Trulli por adelantar a Hamilton bajo bandera amarilla. El británico, tercero, y Alonso, quinto.

0
comentarios
Escribir comentario

Herramientas