Menú

Aquella mítica rivalidad Senna-Prost

7
 
 
 
 
 
 
 
 
En el post anterior hablé sobre Mansell con motivo del GP de Inglaterra y entre sus grandes rivales mencioné a Ayrton Senna. Después de leer uno de los comentarios pensé que sería interesante hablar sobre el mítico brasileño. Hacerlo en una sola entrada es imposible por lo que he decidido centrarme en uno de los aspectos de su vida: El duelo que mantuvo con Prost.
 
Me van a perdonar que no pueda evitar la carga personal cuando hable de Senna, el que para mí ha sido el mejor piloto de todos los tiempos. Aunque veo F1 desde 1979, su aparición en 1984 revolucionó el deporte. Carisma, velocidad, valentía y pasión. Sus rivales parecían llevarlo de una manera distinta, incluso Piquet, un tipo más frío y con menos seguidores en el mismo Brasil. De hecho, nunca tuvieron una buena relación, a tal punto que Nelson ni siquiera hizo acto de presencia en su funeral. Por el contrario, sí lo hizo Prost, su gran enemigo pero uno de los que más le respetaba. Hablo del francés porque la historia de Senna se escribe con Prost como gran protagonista y viceversa. El mismo Alain lo dijo que una entrevista: "Cuando Ayrton murió, fue el final definitivo de mi historia en la F1. Parte de mí murió también". Aquí una recopilación de sus peleas (la narración japonesa es espectacular).
 
 
Cuando Senna se hizo notar en Mónaco 84, ahí estaba Prost. Cuando Senna ganó su primer mundial, ahí estaba Prost. Cuando Senna logró victorias increíbles, ahí estaba Prost. Aunque el brasileño tuvo triunfos impresionantes (el primero en Portugal 85 o todos los logrados en Mónaco), hay dos realmente especiales y ambos en 1993, su último año en McLaren. Con un coche infinitamente inferior, Magic (el único y verdadero) llegó al GP de Brasil con la única esperanza de lograr algo importante en su país para maquillar un Mundial previsiblemente muy difícil ante la brutal superioridad de los Williams FW15. Dos años antes, ya había logrado su primer triunfo en Interlagos corriendo las últimas vueltas sólo con la primera y sexta velocidad, una situación que le exigió máximo esfuerzo y que le provocó un cansancio que casi le impide subir al podio.
 
El 28 de marzo de 1993, parecía que Prost volvería a dominar (como ya lo había hecho seis veces) en Brasil. Logró la pole pero para su mala suerte cayó una fuerte lluvia sobre el trazado. Al final de la recta, no dominó su monoplaza y chocó contra el Minardi de Christian Fittipaldi dejando el primer lugar a su compañero Damon Hill. Pero Senna era demasiado fuerte para todos bajo la lluvia. Después de su última entrada a boxes, el brasileño realizó un increíble adelantamiento al británico y terminó ganando la carrera provocando la auténtica locura del público que invadió el circuito y obligando a Senna a regresar al paddock en un coche de la organización. Cabe resaltar la narración del gran Galvao Bueno –amigo personal del piloto– en la cadena O Globo con el célebre tema de la victoria como puede ver en el siguiente vídeo (siento la calidad de los vídeos pero vale la pena). En el podio, le entregó el trofeo Juan Manuel Fangio, que se convirtió en uno de sus grandes amigos fuera de las pistas y al que solía visitar cada vez que iba a Buenos Aires.
 
 
La siguiente carrera fue la del GP de Europa. Prost volvió a sufrir a Senna. Magic hizo lo que tal vez es la mejor primera vuelta de la historia. Bajo la lluvia claro. Su salida fue mala pero en sólo algunas curvas pasó a Schumacher, Wendlinger, Hill y Prost ganando después la carrera y logrando un liderato inesperado que perdería pocas carreras después a favor del francés. Pese al abrumador dominio de los Williams, esas dos carreras quedaron en la historia de la Fórmula 1.
 
 
Es obvio que desde el año 1988 la relación entre Senna y Prost distó mucho de ser buena. Todo comenzó en el GP de San Marino de ese año. Ambos acordaron que el primero que llegara a la curva Tosa no sería atacado por el otro. Prost fue el primero que lo hizo pero tras el brutal accidente del Berger, el director de carrera decidió repetir la partida. Fue entonces cuando Senna logró hacerlo mejor y se puso primero algo que enfadó muchísimo al francés al considerar que debía respetar lo ocurrido antes. A partir de ahí todo fue deteriorándose hasta llegar a los episodios del GP de Japón en 1989 y 1990.
 
Cuando Prost se retiró en 1993 tras lograr el Mundial todo comenzó a cambiar. Senna logró el último triunfo de su carrera en Australia de ese año y saludó a Prost en el podio pidiéndole que subiera al cajón más alto con él y Hill ante el aplauso del público. En los primeros meses de 1994, Senna –ya en Williams– llamó por teléfono varias veces a Prost. Ya no había rechazo, al contrario. Según confesó el mismo francés, su ex compañero le decía que no encontraba motivación sin él en las pistas e intentó convencerle para trabajar juntos en temas de seguridad. En el GP de San Marino de ese año donde Senna murió, algo raro flotaba en el aire. Prost contó que le notaba un comportamiento raro y que le buscó varias veces incluso antes de la partida del fatídico GP, momentos en que los pilotos normalmente prefieren reservar para ellos mismos. El último contacto fue durante la vuelta de formación. Aprovechando la radio de su coche Senna dijo: "Un especial saludo para mi querido amigo Alain. Todos te echamos mucho de menos Alain". Seis vueltas después, moría en la curva Tamburello...
 
7
comentarios
Escribir comentario
1 alber130, día

Me ha encantado el hilo Martín. Felicidades. Tengo que reconocer que he llegado a emocionarme.

Tengo el convencimiento de que sobre Senna serías capaz de escribir libros enteros.

2 uyate, día

Sigo este blog desde el primer día y al principio pensé que sería un blog más sobre carreras, sin ningún valor añadido. Gran error: los últimos posts son a cada cual mejor, con una magnífica revisión histórica de la F1, además de reseñas a otros acontecimientos sobre carreras. Muy buena línea. A seguir así de bien.

3 iab, día

Hola Martín,

Enhorabuena por el blog, y gracias por este post a Senna (magnífico), uno de mis ídolos de juventud. Como bien dices, se podrían escribir posts y libros sobre él, sin duda el mejor piloto de F1, por lo menos que yo haya visto desde que tengo uso de razon.

Un saludo

PD: por cierto, no fue tb en 1993 cuando Senna ganó de manera espectacular en monaco, doblando a casi todos los demás (o todos)? Recuerdo al menos que consiguió doblar a Alain Prost...

4 Martín Higueras, día

Es verdad... aquel año 1993 Senna consiguió su último triunfo en Mónaco, el sexto, una marca que nadie podrá superar... Nadie. Ese año dejó detrás a Hill a 52 segundos y a Alesi a más de un minuto. Prost fue cuarto... con una vuelta menos. Senna es el verdadero rey de Mónaco (en términos deportivos claro).

5 rastor, día

Enhorabuena por el artículo, la verdad es que Ayrton Senna vino a completar, en mi opinión, una de las mejores épocas de la historia de la F1 que será muy difícil que vuelva a repetirse. Tener en cada carrera cuatro o cinco coches que se podían disputar la victoria y haber visto, entre los primeros años 80 y la retirada de Prost, Mansell y la muerte de Senna unas peleas épicas entre el propio Senna, Prost, Mansell, Piquet y otros pilotos para mi en un segundo nivel (Berger, Alesi, Boutsen,…) más algunos ilustres veteranos que llegaron a compartir parrilla con ellos (Patrese, Arnoux, Lafitte).
Con las evoluciones tecnológicas y, sobre todo, la llegada de los motores turbo (hasta que fueron prohibidos) estos pilotos competían en super bólidos de hasta 1200 cv de potencia y era impresionante verlos correr al límite. Entre ellos suman nada menos que 10 campeonatos mundiales, fueron 10 temporadas irrepetibles.

Simplemente eso, un privilegio que no creo que vuelva a repetirse. Será nostalgia, pero creo que ya no es lo mismo.

¿Y para cuando un “cambio de tercio” hacia los rallyes?. La época dorada de los Grupo B en los 80 y las peleas de pilotos como Walter Rohrl, Ari Vatanen, Stig Blomquist, Markku Allen, Henry Toivonen, Mássimo Biasion, con sus Audi, Peugeot y Lancia. Con esto podría entenderse y valorarse mejor la importancia de lo que hizo Carlos Sainz.

6 juanfer, día

Cómo hago para escribir sobre Montoya?

7 Martin, día

Se me pone la piel de gallina cuando dice " we all miss you Alain " por la radio momentos antes de morir.. es tremendo

Herramientas