Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Alonso, se acabó el invierno

0

Y con él, parece, que también el sufrimiento. Todavía queda mucho por acoplar pero el mero hecho de poder atacar en pista y ser capaz de proteger posición supone un antes y un después de la aventura con Honda. La quinta posición de Fernando con Renault supone el mejor arranque de temporada para el asturiano desde hace casi un lustro, pero tampoco podemos cegarnos ante los matices, porque los hay. No podemos obviar que en condiciones normales Bottas debería estar por delante de Alonso, quizás también Verstappen, pero es que además los Haas han demostrado en Australia un fantástico ritmo de carrera y seguro que serán rivales directos tanto de los McLaren como de los Renault.

La clave va estar en las novedades que la escudería de Woking tiene ya listas para incorporar en el Gran Premio de China. Mejoras que sobre todo tienen que ayudar a que el coche sea más competitivo en clasificación, fundamental para optar por los puestos de cabeza los domingos. El podio es el objetivo y para alcanzarlo hay que rebajar, al menos, un segundo los tiempos por vuelta si Fernando quiere aproximarse ya no a los Mercedes, que pese a su segundo puesto en Albert Park son muy superiores al resto, sino a los Ferrari y a los Red Bull. Pero es que además, Alonso deberá verse las caras con pilotos y equipos que tienen, a estas alturas, un potencial similar. Haas y Renault, con Carlos Sainz a la cabeza, están luchando junto a McLaren por ser el cuarto equipo en discordia.

Pero al igual que la evolución será clave la fiabilidad marcará el devenir de la temporada. Muchos, entre los que me incluyo, creían que Alonso no terminaría en Australia después de los problemas de sobrecalentamiento que pudimos ver en la pretemporada. Pero llegado el momento de la verdad, el motor ha aguantado y la fiabilidad del propulsor del rombo ha quedado contrastada sobre todo si analizamos también al resto de escuderías que montan el mismo motor, Renault y Red Bull.

Potencia, fiabilidad y no nos olvidemos de la suerte. Fernando ha vuelto a sentir en Australia la fortuna. Para empezar, los coches que se pararon o abandonaron no eran el suyo y la salida del Safety, que en otros tiempos le habría sepultado en la cola de la carrera, en Albert Park le ha impulsado hasta el top cinco. Así las cosas, podemos concluir que los mimbres para volver a ser competitivos, para volver al podio están. Queda mucho, queda todo, pero el invierno se aleja y ahora solo cabe esperar vientos favorables.

0
comentarios

Herramientas