Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

A este Márquez no hay quien lo pare

0

Desde que Marc Márquez recibiera su mayor rapapolvo por su temeraria conducción en
el GP de Argentina, el piloto leridano no ha hecho más que brillar, intentado y logrando
que olvidemos su peor versión. Él siempre está ahí, da igual el circuito, cómo esté la
competencia, su estado de forma o la puesta apunto de la moto, siempre es capaz de dar
algo más, algo distinto, y cuando no gana suele ser un fijo en el podio.

En Assen vimos porqué Marc, ahora mismo, es el mejor. En una carrera más típica de
los años ochenta que de la era dos mil, Marc fue la constante. Estuvo persiguiendo
como el que más a los líderes de carrera, a todos les adelantó pese a que casi se cae en
varias ocasiones lo que le obligó a remontar posiciones. Demostró, una vez más, su
control absoluto de la moto, no todos los pilotos pueden decir que sean ellos los que
controlan al cien por cien la moto y Márquez la tiene bien cogida la medida. Ya le
vimos en Cheste, la temporada pasada, salvar una caída que bien le valió un Mundial y
en Assen nos ha demostrado que perder el pie de la estribera a más de doscientos y en
plena lucha con un piloto es posible.

Además, nunca se le podrá decir a Marc que en su época lo tuvo fácil. Posiblemente
nunca antes habían coincidido en la categoría reina tantos campeones del Mundo, tanto
talento que ayer brilló con luz propia. Sería injusto alabar a Márquez y olvidarse de la
salida de Jorge Lorenzo y su lucha por no perder la primera posición, la remontada de
Viñales o el descaro y talento de Rins, al que no parecía imponerle campeones como
Rossi, Lorenzo o el propio Márquez.

Todavía quedan muchos kilómetros por correr y eso, sobre todo para los aficionados, es
una muy buena noticia, significa que sigue el espectáculo. El cambio en la normativa
técnica que impuso la uniformidad de las centralitas en todos los equipos ha sido la
mejor decisión que se ha tomado en los últimos años en MotoGP. No es lo mismo ver
como un piloto se escapa sin dar opción a los adversarios que ver un grupo de al menos
cuatro pilotos luchar por la victoria, es en estos casos en los que vemos a los mejores,
tanto en velocidad punta como en el cuerpo a cuerpo, y no me podrán negar que
Márquez destaca sobre los demás en ambas habilidades.

0
comentarios

Herramientas