Menú

850: Ramiro, Ordoño y la leyenda de Clavijo

Pedro García Luaces
0

El 1 de febrero de 850 moría el rey astur Ramiro I, sucediéndole su hijo que reinaría con el nombre de Ordoño I. Ramiro I fue un rey severo, culto y honrado, creador del llamado arte ramirense, y apodado «la vara de la justicia» por los duros castigos que aplicaba contra la magia y el bandolerismo. Ambos, padre e hijo, frenaron sendas incursiones vikingas en el noroeste peninsular. Sin embargo, sólo Ordoño se batiría en Clavijo, concretamente en las inmediaciones de Albelda, tratando de rendir su estratégica fortaleza, aunque la leyenda atribuye a su padre la simbólica batalla.

Según las crónicas compostelanas, hacia el año 844 Ramiro se enfrentaría al emir Abderramán II en la batalla de Clavijo, en La Rioja, debido a la imposición de un vergonzoso tributo de cien doncellas en aquellas tierras. La superioridad del emir obligó a Ramiro a refugiarse en la fortaleza y allí, al caer la noche, el monarca tuvo una gran visión. Se le apareció el apóstol Santiago que le pidió ánimo y valor, explicándole que el Señor le había confiado la protección de las tierras de España. El apóstol le vaticinó una gran victoria contra el sarraceno en la que él mismo colaboraría. «Me veréis», dijo, «vestido de blanco, sobre un caballo blanco portando en la mano un estandarte blanco». A la mañana siguiente cargaron las huestes cristianas al grito de «¡Por Santiago!» y en el fragor de la lucha se apareció la figura blanca del apóstol desprendiendo una gran luz. Tras la batalla, Ramiro realizó una gran ofrenda al apóstol y estableció su culto en la sede compostelana. Hasta aquí la leyenda.

La realidad es que Ramiro y Abderramán II nunca se enfrentaron directamente y menos en Clavijo. Sí lo hicieron sus hijos, Ordoño y Muhammad, en la mencionada batalla de Albelda, que tuvo dos capítulos en un margen de siete años con victoria final para los cristianos, que rindieron la fortaleza tras siete días de asedio. La leyenda de Clavijo quedará sin embargo en el imaginario de las gestas españolas y la invocación del apóstol servirá para estimular el espíritu durante el combate, tanto más si el enfrentamiento tiene connotaciones religiosas.

Otras efemérides de este día que deberías conocer:

1810: Capitulación de Sevilla ante los franceses en la Guerra de la Independencia.

1908: Mueren en un atentado terrorista en Lisboa Carlos I, rey de Portugal, y el príncipe heredero, Luis Felipe.

1912: Se funda la Escuela Naval Militar de España.

1913: Inauguración en Madrid del reconstruido Teatro de la Zarzuela, que se había incendiado tres años antes.

1941: Se constituye la Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (Renfe).

0
comentarios
Escribir comentario

Herramientas