Menú

1803: El orientalista Domingo Badía desembarca en Tánger

Pedro García Luaces
0

El 29 de junio de 1803 el orientalista Domingo Badía desembarcaba en Tánger, bajo la identidad del príncipe abasí Alí Bey. Badía le había propuesto a Manuel Godoy un plan de viaje a África con objetivos científicos, pero al ser rechazado tuvo que engatusar al valido con promesas de anexiones territoriales y beneficios comerciales. Así, el cariz del viaje fue cambiando, y en vez de buscar las fuentes del Nilo o descubrir Tombuctú, la ciudad del Sahara, Badía viajaría a Marruecos convertido en espía e intrigante.

¿Fue realmente Alí Bey un espía que estuvo a punto de provocar la caída del sultán Sulayman? Si atendemos a la correspondencia que intercambiaba con Godoy, sí lo fue. Sin embargo, hay suficientes indicios para pensar que fue un gran farsante que simuló un trabajo de espía para contentar al valido mientras atendía a sus propios intereses como científico, aventurero y explorador. Alí Bey, bajo la identidad de príncipe sirio, debía ganarse la confianza de las tribus rebeldes del Atlas y azuzarlas contra el sultán. De otro lado, debía aproximarse al propio Sulayman para conocer sus planes y enredar desde la corte. En realidad sabemos que Badía evitaba en sus viajes a las tribus, con las que difícilmente tuvo contacto y mucho menos confianza, y que su trato con el sultán no pasaba de ser cordial.

En mayo de 1804 Badía afirmaba en una carta a Godoy que su fama era inmensa y el levantamiento inminente, y le solicitaba el traslado de tropas a Ceuta y el envío de armas para los rebeldes. De seguir con la farsa, debe reconocerse que Badía jugaba fuerte. ¿Tenía Alí Bey a punto a las tribus del Atlas? ¿Pedía un imposible para guardarse las espaldas a la hora de rendir cuentas a Godoy? Si fue así, la jugada le salió perfecta pues el rey Carlos IV detuvo el plan al parecer por evitar la traición de Alí Bey al sultán Sulayman, que tan bien le había tratado.

Alí Bey sería finalmente expulsado de Marruecos a finales de 1805 por la poca ortodoxia de sus opiniones científicas, pero sus viajes no terminarían aquí. Enmascarado en su alter ego musulmán, Badía se convertiría en uno de los primeros cristianos en visitar La Meca, y en el primero en hacer croquis y dibujos del templo o estimaciones sobre su posición geográfica.

Otras efemérides de este día que deberías conocer

1315: Fallece Ramón LLul, teólogo y pensador mallorquín.

1725: Fallece Juan Manuel Fernández Pacheco, noble español y fundador de la RAE.

1873: Nace Alexis Carrel, Premio Nobel de Medicina en 1912.

1900: Empieza a funcionar la Fundación Nobel.

1995: Una nave espacial americana se acopla por primera vez a una estación espacial rusa.

0
comentarios
Escribir comentario

Herramientas