Menú

1588: La Gran Armada debe hacer escala en La Coruña

Pedro García Luaces
0

El 9 de junio de 1588 la Gran Armada debía tocar puerto en La Coruña debido a una tormenta que dispersó a la flota. Mal presagio para una empresa de envergadura que había partido de Lisboa a finales de mayo, con rumbo a las costas inglesas. El objetivo, derrotar y someter a Inglaterra. El motivo, su reina Isabel. España era con Felipe II la potencia hegemónica del mundo. Había derrotado a los turcos en Lepanto y a los franceses en San Quintín y Gravelinas, pero le habían nacido dos nuevos problemas: en Flandes los calvinistas se levantaron contra su Rey, y en las colonias el comercio se veía acosado por la piratería. De ambos problemas tenía culpa Isabel I, que financiaba a los protestantes rebeldes y otorgaba patente de corso a los piratas para debilitar a España. A Felipe II no le interesa una guerra abierta con Inglaterra hasta que pueda pacificar los Países Bajos, pero las noticias de los saqueos del corsario Drake en Santo Domingo y la ejecución de su aliada, la católica María Estuardo, por orden de la Reina terminaron por decidirle.

Felipe II encomendó la empresa al marqués de Santa Cruz, que pidió una flota de 550 barcos y casi cien mil hombres para un asedio de unos ocho meses. Empresa ruinosa incluso para el monarca más poderoso de la cristiandad. Al tiempo recibió otro proyecto del duque de Parma, que concebía la idea de arribar en barcazas desde Dunquerque y Niewport, atravesando el Canal de la Mancha. Alejandro Farnesio estimaba que 30.000 hombres y el factor sorpresa asegurarían la hazaña. Mediaría de nuevo el pirata Drake con un temerario asaltó a la bahía de Cádiz, que dejó esquilmada de buques y municiones. Entonces Felipe trazó un tercer plan. El marqués tendría su flota, menor de la esperada, y Farnesio pasaría en barcazas, pero ambos capitanes se reunirían para que Santa Cruz protegiese el desembarco del duque en la desembocadura del Támesis. De esta forma el contingente contaría con la pericia naval de Santa Cruz, pero también con los Tercios de Flandes y el liderazgo de Farnesio.

Nacía así la Grande y Felicísima Armada con un presupuesto desconocido hasta la fecha, de siete millones de ducados, compuesta por 130 naves y unos 25.000 tripulantes, 2.431 cañones, 123.000 balas de cañón y 5.600 quintales de pólvora. El calificativo de invencible lo ganaría después... por su imponente descalabro.

Otras efemérides de este día que deberías conocer

1215: El rey Juan sin Tierra firma la carta Magna, origen de las libertades inglesas.

1290: Muere Beatriz Portinari, la inmortal Beatriz de la Divina Comedia.

1527: Sebastián Caboto funda el fuerte Sancti Espiritu, primer establecimiento español en Argentina.

1890: Promulgación de la ley del sufragio universal masculino.

1976: Aprobada la ley de Asociaciones que autoriza la existencia de partidos políticos, a expensas de la reforma del Código Penal, que lo despenaliza, el 19 de julio.

0
comentarios
Escribir comentario

Herramientas