Menú

1568: Batalla de Jemmingen, el duque de Alba aplasta a los rebeldes

Pedro García Luaces
0

El 21 de julio de 1568 las tropas del duque de Alba infligían una aplastante derrota a los nobles holandeses en la batalla de Jemmingen. El duque había sido enviado para castigar a los responsables de la «furia iconoclasta», que en el verano de 1566 había sembrado el terror mediante el saqueo de iglesias, destrozos de imágenes y robos de objetos de culto. Gobernaba por entonces Flandes la hermanastra de Felipe II, Margarita de Parma, que tras sofocar la revuelta fue partidaria de hacer concesiones a los calvinistas, tal y como le habían pedido los nobles flamencos, cada vez más molestos con el Gobierno, y por tanto, más cerca de los rebeldes. Felipe II sopesó el asunto con sus consejeros y al final se impuso la postura del duque de Alba: había que reprimir a unos sublevados que, además de rebeldes, eran herejes. Al monarca le pesó el ejemplo de Francia, donde la permisividad y la tolerancia habían desatado un problema mayor.

Partió el duque de Alba rumbo a Milán, donde reunió a los tercios y se encaminó a Flandes al mando de 9.000 hombres. Una vez en Bruselas, el duque creó una nueva institución, el Tribunal de Tumultos, con el objetivo de perseguir la herejía y castigar a los rebeldes. Viendo el cariz de las represalias, Guillermo de Orange se retiró a Alemania, no así los condes de Egmont y Hornes, detenidos y más tarde ejecutados por el de Alba. Pronto se organizó la resistencia contra el español. El príncipe de Orange logró reunir un ejército que al mando de su hermano Luis de Nassau derrotó al duque en Heiligerlee. No fue más que un aviso para el aristócrata y sus tercios. Apenas dos meses después el duque logró acorralar a Nassau en la desembocadura del río Ems y le propinó una severa derrota en la batalla de Jemmingen. Álvarez de Toledo demostró una superioridad militar aplastante y supo desbaratar la pueril resistencia de los holandeses como si se tratase de un entrenamiento. El ejército rebelde quedó aniquilado, mientras que las tropas españolas sufrieron unas pocas decenas de bajas en una proporción que se acercaba a un muerto español por cada millar enemigo.

Otras efemérides de este día que deberías conocer

1512: Fernando el Católico entra en Navarra y el duque de Alba ocupa Pamplona. En agosto se consuma la incorporación de Navarra a la corona de Aragón.

1588: Primer combate de la Armada Invencible. Los ingleses muestran superioridad.

1798: Batalla de las Pirámides y toma de El Cairo por las tropas francesas de Napoleón Bonaparte.

1861: Primera batalla de la Guerra de Secesión cerca del pueblo de Manassas.

1921: Desastre de Annual, el ejército español sufre una grave derrota en las cercanías de Annual.

0
comentarios
Escribir comentario

Herramientas