Menú

1562: Santa Teresa de Jesús y la reforma del Carmelo

Pedro García Luaces
1

El 24 de agosto de 1562 Santa Teresa de Jesús fundaba el convento de San José de Ávila, iniciando la reforma del Carmelo según la regla antigua, mucho más estricta en sus votos. Luego vendrían Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo y Pastrana, Salamanca, Alba de Tormes, Segovia y así hasta diecisiete «palomarcicos de Dios», como llamaba ella a los conventos.

Teresa de Cepeda y Ahumada nació en Ávila, en el seno de una familia de origen judío que había tenido que dejar Toledo a cuenta de un proceso inquisitorial que obligaba a su abuelo, un próspero mercader, a hacer renuncia pública de su fe. La familia optó entonces por trasladarse a Ávila para que la publicidad del asunto no enturbiara su fama ni disminuyera el negocio. Santa Teresa será la primera de diez hermanos, nacidos del segundo matrimonio de su padre. Desde muy niña se ocupará de las labores domésticas y la educación de sus hermanos con un empeño y una vitalidad impropia de una niña de su edad. Recibirá una entusiasta educación cristiana, como ocurría a menudo en las familias de conversos, y serán habituales en sus juegos los rezos extenuantes o las más atrevidas penitencias. A tierna edad hubo de ser detenida por su tío cuando marchaba a tierra de moros al martirio, junto a su hermano pequeño. Sin embargo, esa precoz inclinación a la beatitud se enfrió con la pubertad. Teresa es de pronto una jovencita encantadora, aficionada a las novelas de caballerías y en disposición de merecer. Su fantasioso comportamiento lleva a su padre a internarla con las agustinas y allí el fervor religioso renace en ella con naturalidad, hasta el punto de decidir tomar los hábitos como carmelita.

Las obras de Santa Teresa, a menudo autobiográficas y de temática ascético-mística, pretenden dar una orientación pedagógica a las monjas de la orden. Camino de perfección o Las moradas, esconden las claves de su hermenéutica, donde será fundamental el símil del castillo o las moradas del alma, estadios que hay que pasar para llegar a la comunión íntima. Su estilo, llamado a veces ermitaño, evita toda muestra de orgullo y busca la trascendencia desde la sencillez. Santa Teresa será, junto a Santa Catalina de Siena y Santa Teresita del Niño Jesús, una de las tres mujeres doctoras de la Iglesia.

Otras efemérides de este día que deberías conocer

1135: Tratado de Aragón entre Alfonso VII y Ramiro II. El primero le da Zaragoza a cambio de vasallaje.

1498: Fallece Isabel de Aragón y Castilla, reina portuguesa entre 1497 y 1498. Hija de los Reyes Católicos, murió justo después de dar a luz.

1704: Batalla naval de Málaga, la más dura de la Guerra de Sucesión, sin claro ganador.

1899: Nace el afamado escritor Jorge Luis Borges.

1944: Se produce la liberación de París en la Segunda Guerra Mundial.

1
comentarios
Escribir comentario
1 JJGD, día

Veo que tiene Ud. problemas con la Edad Media. No es el Tratado de Aragón, es el Tratado de Alagón. No es de 1135, es del 24 de agosto de 1136. Lo que se pacta entre Alfonso VII y Ramiro II es la boda del hijo del primero, el futuro Sancho III de Castilla, con apenas un par de años, con Petronila, hija del segundo, un bebé de menos de dos meses, por haber nacido el 29 de junio de ese 1136. Alfonso VII restituiría Zaragoza, que la había arrebatado a Ramiro tras los sucesos de la muerte de Alfonso I de Aragón y en la que ejercía de "dominator". Pero al tiempo Ramiro volvería a ceder ese dominio a Alfonso, que quedaría de gobernador del reino de Aragón. A la muerte de ambos padres (que curiosamente Ramiro falleció el 16 de agosto de 1157 y Alfonso el 21 del mismo mes y año) ese matrimonio de Sancho y Petronila hubiera heredado los reinos de León y Castilla más Aragón, y, tal vez, en caso de haber dominado a García Ramírez en Navarra, también este reino, o sea todos los reinos cristianos excepto Portugal y el condado barcelonés. El Tratado no se cumplió porque la nobleza aragonesa temió la absorción de Aragón dentro del Imperio leonés.

Herramientas