Menú

1519: Carlos I de España y V de Alemania es elegido emperador

Pedro García Luaces
0

El 28 de junio de 1519 los príncipes electores germánicos se decidirán por Carlos V para ocupar el trono vacante de su abuelo Maximiliano. La corona del Sacro Imperio Romano Germánico debía contar con un aspirante de consenso y Carlos tenía enfrente un formidable rival, Francisco I. El monarca galo, siendo también joven, ya había mostrado su valía militar con la conquista de Milán, buenas credenciales para un caudillo que debería batirse muy pronto contra la amenaza turca. El papa León X parecía decantarse también por el de Valois, pero Carlos I apurará sus opciones recordando a los electores su viejo compromiso de apoyarle, al tiempo que les promete jugosas recompensas. Podrían existir dudas hacia su persona, pero su legitimidad era evidente. Poco a poco su estirpe germánica se impone y los electores hacen pública su deliberación. Carlos I de España será también Carlos V de Alemania.

Para Carlos, el Sacro Imperio representaba el viejo anhelo de unidad romana revivido por el mítico Carlomagno. En Aquisgrán, la ciudad donde reposan sus restos, la dinastía carolina se prolongará con un último emperador, de idéntico nombre y no más bajos vuelos. Aún tardará diez años en hacerse coronar por el Papa, pero Carlos ya siente para sí el deber de unidad de los reinos cristianos, ya se sabe emperador de la cristiandad. Carlos ha dejado a España en plena revuelta de las Comunidades, pero ya tendrá tiempo de resolver ese asunto. Ahora el gran peligro para la cristiandad es un oscuro monje agustino que está capitalizando la rebeldía alemana contra Roma y contra su propio poder. Su nombre es Martín Lutero y, para conocer y juzgar sus argumentos, Carlos convocará la Dieta de Worms.

Al comienzo de la primavera de 1521 Lutero llegaba a Worms ya excomulgado. Tenía ante sí todo el poder y la pompa del nuevo emperador, depositario de la legalidad romana. Carlos V debe aportar su discurso, que no pretende ser sagaz ni elocuente, sólo pétreo, convincente, lleno de sentido común. Carlos se presenta como sucesor de emperadores, de la casa Borgoña y la católica España, siempre fiel a Roma. Y en defensa de esa cristiandad el emperador pondría todo su empeño y poder: reino, dinero, amigos, cuerpo y alma. Y cumpliría su palabra.

Otras efemérides de este día que deberías conocer

1412: Fernando de Antequera es nombrado Fernando I de Aragón tras una votación. Jurará en agosto.

1756: Francia invade Menorca y se la ofrece a España, pero esta prefiere mantener la neutralidad en la Guerra de los Siete Años.

1854: Pronunciamiento de O’Donnell, que se batirá el 30 de junio en Vicálvaro quedando la contienda en tablas.

1914: Asesinato en Sarajevo del archiduque Francisco y su esposa. Es el detonante de la Primera Guerra Mundial.

1931: Elecciones Constituyentes de la Segunda República con victoria de PSOE y Partido Radical.

Temas

0
comentarios
Escribir comentario

Herramientas