Menú

1130: San Isidro Labrador

Pedro García Luaces
0

Poco sabemos de la vida del santo patrono de la ciudad de Madrid y de los agricultores, san Isidro Labrador, llamado Isidro de Merlo y Quintana. Sin embargo, algunos datos se han podido recoger. Su lugar de nacimiento puede situarse en lo que hoy es la calle de las Aguas, en el barrio de La Latina de la capital española, que por entonces era rural, alrededor de 1080. En 1110, la ciudad fue tomada por los musulmanes e Isidro, como muchos otros, emigró a Torrelaguna, donde conoció a la que sería su esposa, María, mujer tan piadosa como él —que ascendería a los altares como Santa María de la Cabeza— y que aportó como dote unas tierras en Uceda, a donde se trasladaron. Marido y mujer decidieron, sin embargo, años después y teniendo ya a su único hijo, el futuro San Illán, separarse para llevar una vida en castidad. Isidro regresó a Madrid en 1119 y vivió junto a la iglesia de San Andrés, donde acudía a la primera misa cada día, antes de cruzar el Manzanares para labrar las tierras de Juan de Vargas. María permaneció en Caraquiz, cuidando de la ermita y pidiendo limosna para el aceite de la lámpara que alumbraba la imagen, hasta que un ángel le anunció que su marido iba a morir: entonces se reunió con él, ya muy enfermo, y permaneció a su lado hasta el final. La generosidad de Isidro era proverbial, ya que daba a los más pobres que él, que lo era mucho, todo lo que poseía. María, de quien se decía que le había sido infiel, dio prueba de su inocencia andando sobre las aguas del río Jarama. Al morir Isidro, regresó a Caraquiz. Él fue enterrado en el cementerio de su parroquia, San Andrés, como pobre de solemnidad. Pero entre el pueblo corrían rumores sobre sus prodigios y, al cabo de cuarenta años, se lo exhumó y se lo trasladó al interior del templo. El cuerpo se mantenía incorrupto, tan natural como en vida, y lo mismo sucedió cuando Alfonso VIII entró en Madrid tras vencer en las Navas de Tolosa y lo hizo poner en un arca pintada con escenas de la vida del santo. Paulo V lo beatificó en 1619, por ruego de Felipe III, lo cual fue celebrado en la villa y corte: en esa ocasión se inauguró la Plaza Mayor de Madrid. Fue canonizado por Gregorio V en 1622, y en 1657 se iniciaron las obras de la capilla de San Isidro, modelo del barroco, junto a la iglesia de San Andrés, a la que fue trasladado el santo en 1669. Finalmente, en 1789, Carlos III mandó llevar los restos al Colegio Imperial, que cambió su nombre por el de Iglesia Real de San Isidro, más tarde catedral de Madrid.

Otras efemérides de este día que deberías conocer:

1393 Tratado de Lisboa, que supone una tregua de quince años entre Castilla y Portugal tras la derrota de Aljubarrota.

1702 Inglaterra declara la guerra a España y Francia, con motivo del conflicto de sucesión español.

1754 Ricardo Wall sustituye a Carvajal, fallecido el mes anterior, como secretario de Estado.

1820 Fin del Congreso de Viena, convocado por las monarquías absolutistas para sofocar los movimientos liberales de Europa.

1891 Publicación de la encíclica Rerum Novarum, de León XIII, que define la doctrina social de la Iglesia católica.

0
comentarios
Escribir comentario

Herramientas