Menú

Rumbo al norte

Alaska
0

Poner rumbo al norte siempre me hace feliz. Da igual que sea por motivos de trabajo, de descanso o de ocio vertiginoso. Uno de los planes más perfectos que hemos repetido muchas veces en estos dieciséis años de vida en común consiste en salir de Madrid por la A1, parar a comer en el Hotel Landa a las afueras de Burgos y llegar al atardecer a San Sebastián. Entre nuestras visitas al Festival de Cine, a la Semana de Cine de Terror, las promociones con Fangoria, los conciertos y las escapadas sin más, llevamos algunas docenas de trayectos hacia el norte.

Esta vez la excusa era la presentación de la película Hotel Transilvania 2 en el festival. Como dobladores encargados de la versión española debíamos cumplir con la promoción junto a nuestros compañeros Santiago Segura, Clara Lago y Dani Martínez. Así que de nuevo plan perfecto: viaje, promoción (a ti y a mí nos encanta hacer promoción) y disfrute gastronómico (bueno, a ti eso te da igual). Pero encima, rozando ya lo sublime, hicimos parada previa en Bilbao para ver en el Guggenheim las exposiciones de Jeff Koons y Basquiat. No voy a entrar aquí en una exaltación del Pop (que podría, cualquier ocasión es buena). Sólo decir que sigue siendo la expresión artística que más me remueve por su poder transgresor. Sigue ofendiendo a los puristas del Arte, a los políticamente correctos y por supuesto a los que se escandalizan por su poder dentro del mercado. Es el arte del capitalismo del Siglo XX, o sea, el Arte del Arte.

Llegamos a San Sebastián y nos encontramos con la valla publicitaria de la película a la puerta del hotel. El María Cristina es un contenedor de recuerdos. En mi caso, desde la primera visita en 1980 cuando se presentó en el festival Pepi, Lucy, Bom y otras chicas del montón. Te dejo foto-flashback del acontecimiento, junto a Blanquita Sánchez, las dos acompañando a Pedro en el gran día. Te pedí que me hicieras una foto en la escalera porque nunca olvidaré a Emma Penella jugando por ahí al escondite, metiéndose en unos arcones que había en los rellanos mientras gritaba en tono picarón "Emilianooooo, Emilianoooo" (llamando a su marido el productor de cine Emiliano Piedra).

La promoción fue intensa y muy bien preparada por el equipo de Sony Pictures, con estreno triunfal y llenazo en el Velódromo de Anoeta. De ellos fue la idea de alquilar un coche de caballos decimonónico (no sé si técnicamente es una diligencia, desconozco la nomenclatura de los sistemas de transporte de antaño). Así llegamos a la cita con la prensa. No me cabe duda de que la idea habrá encantado al director del Festival, José Luis Rebordinos. Y es que como bien sabes él viene de dirigir esa Semana de Terror que tantas veces nos ha llevado hasta nuestra ciudad favorita y tiene querencia por esas estéticas algo góticas.

Y ahora me voy a preparar la maleta porque de nuevo nos vamos al norte. Pero esta vez, un poco más al norte. Si San Sebastián es mi ciudad favorita de España, Londres es mi ciudad favorita del mundo.

Vamos a usar este espacio para comunicarnos, dejarnos recados, enseñarnos las fotos y noticias que descubrimos... para contarnos todas esas cosas que no nos da tiempo a comentar en el día a día. Esto es, en definitiva, un blog cerrado al que sólo tenemos acceso nosotros dos, una extensión de nuestra vida

Instagram

Herramientas