Menú

Cibeles, Agotamiento, Arco y la Gafa Pepe Gafe

Mario Vaquerizo
0
Buenos días, mi pequeña estrella. ¿Qué tal has descansado? Después de toda la actividad llevada a cabo en la semana pasada me sigue maravillando tu poca predisposición al cansancio.

Los conciertos de Fangoria en Madrid me dejaron exhausto. No solo de alegría y reafirmación al comprobar que sois el mejor grupo de este país, sino que los cuatro días seguidos me sumieron en un terrible cansancio que ayer me obligó a tener que cogerme la mañana libre y así no estar en un estado fatigoso como el que estuve el lunes y que hizo que no disfrutara tanto como yo hubiera querido de otro de los acontecimientos más esperados del nuevo año: el desfile de David Delfín en Cibeles.

Llegué dolorido por una molestia estomacal que impidió que saludase como se merecen a todas nuestras amigas estrella: Juan Gatti, Bibiana Fernánez (que no paró de bromear conmigo ya que esperaba que fuera ataviado con la cazadora de hombrea imposible by Balmain que me regalaste por mi aniversario y que ella se ha comprado recientemente para así parecer gemelas) Dover al completo (tan educados y profesionales) y amiguitos como V (me lo he pasado en grande en estos días que ha estado en Madrid; me encanta su capacidad para la risa permanente y gamberra), Alvarito o Nancy Travesti (que reapareció en nuestras vidas tras una ausencia prolongada que a día de hoy no me ha querido explicar a qué se debe).

Los modelos de Delfín volvieron a entusiasmarme y me alegro infinito por el éxito que cosechó días anteriores en Nueva York.

También he de reconocer que este cansancio proviene de mis prolongaciones nocturnas, pero es que  no lo puedo evitar….Me encanta salir, como hice el viernes noche donde acompañado de Mari, César, Charo, Nancy O y otros más nos lanzamos a comprar, por la Puerta del Sol, gafas imposibles al estilo “pepe gafe” que nos hicieron alcanzar el paroxismo más extremo. Te dejo algunas fotos que me hicieron con el atuendo óptico. Sí, ya sé que soy muy tonta y facilona, pero me pierden este tipo de gamberradas.

Y aunque dormimos mucho esa noche, al día siguiente ya estábamos metidos en la Joy desde las 18:00 hras, vosotros para ensayar y los demás para empezar a tomar cervecitas que se prolongaron hasta altas horas de la madrugada ya que el sábado pinchaba con Nacho en la sala V. Lo pasamos en grande. Una vez más, hice gala de mi tendencia a la repetición de mis temas fetiches en mis sesiones de pincha-discos. Te recuerdo que pinché tres veces el “You need your disco” de Kilye Minogue y la versión punk-rock italiana del “Call me” de Blondie. Pero por si esto era poco el domingo,  tuvimos nuestra cita mensual vespertina con la fiesta Que Maravilla, que como bien me comentabas en tu entrada anterior estaba dedicada a ARCO.

Por cierto, nuestra visita a Arco se saldó con la compra de un trabajo de uno de tus artistas favoritos: Troels Carlse (te dejo la foto posando con tu obra de arte) y por mi parte con gran desilusión ya que no me pareció tanto como yo esperaba. Como bien sabes esta edición estaba dedicada a la ciudad de Los Ángeles y yo ya había imaginado ver in situ obras de Mark Ryden, Marion Peck y Camille Rose García, pero nada de nada. Lo único que me gusto, una vez más, fueron los Warhol con los que me fotografiaste.  Me sorprendió como ha bajado el precio de estas obras con respecto a otros años.

Parece ser que es por la famosa y dichosa crisis. Me niego a entrar en este tema. Bastante se habla hoy en día y bastante paraliza a las personas. Como bien dijo en una entrevista la gran Moria Casán : “EL MIEDO ES PARALIZANTE”. Y qué razón tiene. Ojo, no quiero abstraerme de la realidad; soy consciente de la complicada situación, pero jamás perdono a la gente que con la excusa de “qué-mal-está-todo” deja de hacer cosas.  O aquellos que deciden dejar de trabajar porque ya no les pagan el caché que tenían años anteriores…Es algo que yo no entiendo, de verdad. A pesar de los difíciles momentos, yo sigo haciendo las mismos encargos laborales aunque me paguen por ellos menos. Entre tener tres o tener cero, prefiero lo primero.

Y así estoy sin parar de hacer convocatorias como la del calendario “Larios” del pasado lunes. Estuvo bien, todos los amigos se lo pasaron en grande, menos yo, por el dichoso malestar…pero eso ha pasado y estoy deseando que llegue la celebración del cumpleaños de Nancy Reagan donde lo pasaremos fenomenal y conocerás una casa-mansión que te va a encantar y de la que ya he hablado en más de una ocasión…

Vamos a usar este espacio para comunicarnos, dejarnos recados, enseñarnos las fotos y noticias que descubrimos... para contarnos todas esas cosas que no nos da tiempo a comentar en el día a día. Esto es, en definitiva, un blog cerrado al que sólo tenemos acceso nosotros dos, una extensión de nuestra vida

Instagram

Herramientas