Menú

El tiempo se acaba, España se asoma precipicio

16

Dicen que, a diferencia de sus predecesores, Rajoy abomina de saraos e incluso de modestas cenas en la Moncloa. No es hombre de confidencias ni de intimidades con los ajenos a su trabajo del día a día, lo que exaspera a directores de medios de comunicación y a oligarcas más o menos bien avenidos con el poder. Puede que Rajoy, por eso, malinterprete la dureza con que su gobierno es tratado por casi todos, propios y extraños. Puede que Rajoy, ensimismado y a cubierto tras pantallas de plasma, piense que su carácter hogareño, reservado, casi misántropo, sea el mayor hándicap con el que se enfrenta. Y, ciertamente, él –y, por extensión, el PP- tiene un grave problema de comunicación. De alguna manera es incapaz de vender los aciertos –pocos, en honor a la verdad- que a lo largo de la legislatura está teniendo. En muchas ocasiones, ni siquiera es capaz de convertirlos en materia noticiable. Falta sin duda, inteligentzia monclovita o genovesa que rastrille los BOEs y las notas de prensa de los ministerios para detectar productos vendibles para, después, comercializarlos debidamente entre su tupida red de afiliados y afines. Y también para armar contraargumentos con que batir los de los oponentes. ¿Dónde está la materia gris del PP?

Pero este no es el verdadero problema de España, ni siquiera el de Rajoy.

Por otro lado, tengo la convicción de que en las reuniones que mantenga con sus colaboradores más íntimos se quejará amargamente de cómo una buena parte de sus votantes le ha dado la espalda y, probablemente, cargará de culpas por ello a medios de comunicación tradicionalmente afines que día a día desvelan las corruptelas, incongruencias y contrasentidos de su partido, de sus políticas y, cómo no, de otras instituciones del Estado que hasta antes de ayer parecían el sólido respaldo de la unidad de la nación.

Los ciudadanos de corte liberal, los conservadores y los que –todavía- creen en España como país, -que son el grueso de los que votan al PP- saben perfectamente distinguir los brutales ataques que desde la izquierda pretenden desmoronar el régimen actual para sustituirlo por otro ambientado en las pesadillas orwellianas que sufrimos a principios de siglo pasado, de la incoherencia, de la tibieza, del acomplejamiento, de la ingratitud a que han sido sometidos por este, su gobierno. No hay más que darse una vuelta por las últimas encuestas de opinión para corroborarlo. Muchos de estos ciudadanos han encontrado cálido refugio en opciones vigentes que recogen una buena parte de sus aspiraciones: buenas dosis de patriotismo, y cierto liberalismo económico. Mientras tanto, aquellos en los que pesa más la vertiente conservadora siguen fieles a su pesar a las siglas a la espera de que una opción creíble les dé la cobertura que ansían.

La izquierda, ya desde antes del anunciado hundimiento del PSOE en la pasada legislatura, está lanzando anzuelos a la población para provocar un ambiente prerrevolucionario que dé alas a sus aspiraciones. De momento, sus intentos se cuentan por fracasos: Primero fue el 15-M, que se desmoronó el día que mostró su cara más amarga aterrorizando a los inofensivos jóvenes que tomaron Madrid en la JMJ. Luego, las Mareas de todos los colores que, surgidas por los pellizquitos de monja que el gobierno ha propiciado a determinadas castas, apenas hacen pestañear al grueso de parados que llevan años castigados en el rincón de los necios con orejas de burro del aula nacional. Entre medias, las andanzas del bandolero de Marinaleda que, como cabía esperar, apenas tuvieron imitadores. Más recientemente el ‘barcenazo’… el ‘barcenazo’ es real, y todos lo sabemos, no tanto por los papeles de El País, que puede que estén manipulados, como por la carita de cordero degollado que se les puso a los mandamases del partido ante la primerísima información de El Mundo. Y por fin, la Pah.

La Pah no es nueva. Ya en 2010, en uno de mis primeros posts, hice referencia a esta asociación que, por aquel entonces, aparentaba ser –y probablemente lo era, excepción hecha de su núcleo fundador- un grupo de personas que compartía la desgracia de perder su casa por no poderla pagar. Y no sólo eso. Para muchos de ellos significaba también cargar con una deuda prácticamente impagable para el resto de sus días. En algún momento los afectados, ante su desesperación, decidieron vender su alma al diablo, ¿qué más podían perder? Como dice María Blanco, “da la sensación de que alguien está manipulando a alguien”. Ada Colau es miembro de un grupo antisistema que se llama “La Haine”, que en español significa “El Odio”. Bastante descriptivo. En la web de ese mismo nombre se felicitan por lo que ha conseguido la Pah: que “las masas cuestionen el pilar del capitalismo: la propiedad privada”.

Quién sabe si este será el anzuelo que piquen definitivamente las masas. De lo que no cabe duda es de que se trata de un buen anzuelo, que toca la fibra sensible de cualquiera. Pero no importa. Si no es la Pah, será otra cosa. Sí. En algún momento conseguirán encender la chispa que con tanto ahínco están intentando prender. Y entonces, ¿qué será de Rajoy? ¿Y del PP? ¿Y del Estado de Derecho?

Quizá para hacerse perdonar, quizá porque su carácter le lleva a evitar conflictos, quizá porque es esa su convicción, Rajoy ha desarrollado una política en todos los órdenes que tan solo se diferencia de la que hubiera desplegado Rubalcaba en el extraño e inexplicable ataque “neo-yogur-liberal” de Arias-Cañete. (Con ocasión del fallecimiento de Margaret Thatcher, estos días alguien recordaba que, preguntada en 2002 cuál había sido su mayor logro, ella respondió sonriendo maliciosamente: “Tony Blair”. A buen seguro Zapatero podría responder “Rajoy” ante la misma cuestión).  No voy a detenerme en enumerar la totalidad de agravios a sus bases, baste recordar los más flagrantes en cada caso: las brutales subidas de impuestos, a los liberales; la deriva del PP “pop”, a los unionistas; el mantenimiento del exterminio indiscriminado de los nasciturus, a los conservadores.

Sin principios, sin programa, sin coherencia, sin objetivos, sin plan, antes o después la chispa saltará. Antes o después se verá contra las cuerdas y entonces, ¿a quién recurrirá? ¿Encontrará el apoyo de sus bases? Decididamente no. Nadie se reconoce en él. Si a Jesús Pedro le negó tres veces, a Rajoy le negarán treinta y tres veces tres.

España S.A. es un proyecto arruinado políticamente. Por un lado, se apoya en una Constitución profundamente intervencionista y planificadora, amén de favorecer el separatismo; por otro lado, en una Monarquía de la que fundadamente dudamos si está para servir o para servirse; por último, en un sistema partitocrático que no sólo abomina de la democracia interna y del contacto con el ciudadano sino que ha eliminado de facto la separación de poderes pervertiendo y contaminando el judicial ad nauseam.

España S.A. es un proyecto arruinado económicamente. Los números no salen. Un país no puede gastar indefinidamente ochenta o noventa mil millones de euros más al año de los que produce. El Estado del Bienestar, el bienestar del Estado, y el Estado de las autonomías son carísimos e incompatibles. El colapso está a la vuelta de la esquina, y el esfuerzo de ganar tiempo es tan caro y patético como el que han procurado muchos de nuestros “señores del ladrillo” para mantener artificialmente sus empresas a flote. Esfuerzo que, al igual que ha sucedido en las promotoras zombis, sólo beneficia a los que ocupan los puestos de mando.

Es tiempo de decisiones duras, de decisiones difíciles. Es tiempo de personas con las ideas claras y el coraje de llevarlas a la práctica. Es tiempo de cambio.

16
comentarios
Escribir Comentario
1 Antonio J., día

No hay tiempo ya, don José Luis. Me temo que todo está cumplido

2 diegopanos, día

Por desgracia coincido bastante con tu análisis. Con todo, la situación sería reversible. El problema es, como siempre, que cada cual hace un diagnostico de la situación (causas y remedios) que no solo es distinto, es que resulta opuesto e incompatible. Con sociedades divididas, y en democracia, la capacidad de reacción unitaria se reduce fuertemente. Los grupos de poder lo persiguen sin reparar en lo conveniente para la mayoría, sino para ellos. La democracia no produce acuerdos útiles si la sociedad no tiene una base suficientemente grande y profunda de asenso fundamental. Y esta no la tiene. Desgraciadamente, no la tiene.

3 José Luis Vantare, día

Sin duda son muchos y urgentes los asuntos a abordar de manera profunda con el ánimo de solucionarlos, esto de gobernar con un ojo puesto en las encuestas y el otro intentando descolocar a la izquierda "Montoro dixit" nos está costando mucho dinero, y lo que es mucho peor TIEMPO. -Como dice el refrán Castellano: "Quien no quiere hacerse cargo de la gotera, termina haciendose cargo de la casa entera". #ManosALaObraYa

4 Ramón García, día

Hola Jose Luis,

No estoy totalmente de acuerdo del análisis que haces de las protestas de izquierda. Los problemas fundamentales de las protestas ciudadanas son
a) la falta de sentido de lo común. Se defienden intereses particulares de los afectados.
b) su control por partidos políticos. Esto es consecuencia de lo anterior: difícilmente se podría controlar una asamblea de miles de personas que van activamente.

Por ejemplo, creo que sobreestimas a PAH si crees que están en contra de la propiedad privada. Quieren la dación en pago retroactiva por una razón más simple: porque les beneficia económicamente. Que eso llevaría a quitas en depósitos no se les pasa por la cabeza o no le dan importancia.

En el caso del 15-M fue colonizado por un partido político y sindicatos afines. (No te quepa duda que se hace de forma excluyente, controlando asambleas). Como ejemplo de ello, en una de sus páginas de la campaña "desmontado mentiras", el párrafo sobre cajas de ahorros, omite la politización de su gestión.

Por todo ello, el diagnóstico que más me gusta es el de Arturo Pérez Reverté, de fanatismos y populismos similares a los del siglo XIX.

5 José Luis Ruiz Bartolomé, día

Hola Diego,
En mi opinión esa base sí existe (fuera de minorías marginales) aunque es cierto que cada vez es más débil y es menos visible. La irresponsabilidad de los grupos de poder está haciendo un gran daño al sistema, tanto o más como el de los nuevos lobbies.
Basta un programa, un plan coherente, y alguien con la convicción de llevarlo a cabo. Con eso se sale.
Un abrazo

6 José Luis Ruiz Bartolomé, día

Don Antonio,
No lo hay para salvarnos de la quiebra (económica, institucional o moral, elija Ud.); pero sí para que alguien con las ideas claras haga recuperar la ilusión, el orgullo y la confianza en el futuro.

7 José Luis Ruiz Bartolomé, día

Hola tocayo,
Manos a la obra, claro; pero con un director de obra que sepa qué está haciendo y para qué. ¿Trabajar sin dirección, sin ilusión, sin inspiración?
Un abrazo

8 José Luis Ruiz Bartolomé, día

Hola Ramón,

Sin duda muchos de los que participan en mareas varias, marchas mineras y 15m lo hacen con un ánimo de denuncia y constructivo. De hecho, eso es lo que explico en el artículo: desde la izquierda se propone (se lanza el anzuelo), y la masa dispone (pica o no pica). Estos movimientos no han sido colonizados pasados unas semanas o unos meses... Venían ya de serie. Basta recordar sus proclamas y prioridades iniciales.
Sobre la Pah, repito: los afectados, los de verdad, no tienen nada que ver con los que manejan la asociación. Y los que la manejan te aseguro que calibran muy bien los efectos de lo que proponen. Toda esta historia no es sino un medio para obtener un fin para ellos superior.
APR es muy gracioso en tuiter, y aparenta corajudo por el lenguaje que utiliza. Sin embargo, practica la equidistancia como buen políticamente correcto español del siglo XXI.
Un abrazo

9 Fernando, día

Discúlpenme por ser optimista.
La propaganda ha conseguido que creamos que lo que se dice en Twitter es la realidad. Ni mucho menos.
Yo, me fío de lo que veo y no de lo que oigo.
Veo que las tiendas abren, correos funciona, la gente se entretiene con la tele y el fútbol, los trenes salen (casi siempre a su hora) y las urgencias están abarrotadas como siempre pero funcionando bien.

También veo que hay desempleados, pero no parados porque muchos emigran o se ponen a estudiar o montan su negocio.

Veo que la gente está descontenta con la política, pero cada vez más desconfían de los experimentos (¿de verdad que fuera de los medios y twitter alguien habla de Ada Colau?) como se puede ver en la bajada de participación (importante aun, eso sí) de la manifa de DRY de este domingo en Madrid.

Veo que hay miedo a la inestabilidad política por una posible caída de la Monarquía, pero nunca será posible una segunda Segunda República sino que sería una Tercera, o a la caída del bipartidismo, pero Italia siguió existiendo después de la caída de sus "PPSOE" y nadie puede decir que estén peor (tampoco que estén bien).

Lo inevitable ahora es la impaciencia. Llevamos 6 años así. Calculen, si la cosa es simétrica, otros 7 para salir del túnel a partir de 2014. En 2021 estaremos con nuestros viejos vicios otra vez. Ahora la preocupación es tener un modo de vida hasta entonces. Los politiqueos para los políticos.

10 José Luis Ruiz Bartolomé, día

Fernando,
¡Menos mal que quedan optimistas! ;-)

Mi realidad, y la de mucha gente a mi alrededor, es terrible. Pero no salimos a la calle a dar voces. No tiene nada que ver lo uno con lo otro.

¿Le parece poco efecto "Colau" el lamentable decreto que acaba de aprobar hoy la Junta andaluza? Personalmente me parece el mayor ataque a la propiedad privada por una instancia pública desde que tengo memoria.

No es un tema de crisis, sino de carencia de cualidades/voluntad para agarrar el toro por los cuernos. Básicamente porque las prioridades del gobierno no son las mismas que las que necesita España en su conjunto.

Un saludo y bienvenido

11 Santo, día

¿Que se puede esperar de un capitalismo de amiguetes?
EXCLUSIÓN-ERROR.
CAFE PARA CASITODOS- ERROR.

12 Luis García del Rio, día

Estimado José Luis
Desde Cantabria no podemos estar mas de acuerdo con usted, ya, un cuantioso numero d organizaciones empresariales, detectando la gravedad d nuestra situación, y sabiendo q el corto y medio plazo es muy duro; estamos elaborando planes de desarrollo económico ya do la oportunidad a los partidos para q abracen la iniciativa. De no ser así, tenemos la obligación d participar en elecciones como iniciativa ciudadana, estamos obligados a trabajar por el bienestar de nuestro pais.
Repito, q en su articulo, detallacon exactitud nuestra situación, situación q probablemente la ciudadanía no se haya dado cuenta.
Saludos

13 franc, día

Para tener ilusion hay que tener projectos, objetivos, metas,para tener orgullo hay que utlizar el futbol o el deporte en general, para tener confianza hay que volver a la espana de isabel y de de fernando de carlos 5 o de felipe 2.
Todo eso supone una revolucion de mentalidad , y la participacion de los 40 millones de espanoles conducidos por gente no corrupta y competente ademas de corage

14 José Luis Ruiz Bartolomé, día

Muchas gracias por su comentario, Luis. Me alegra saber que haya iniciativas privadas que intenten responder al grave desafío del país. Mucho ánimo y todo mi apoyo.
Un saludo

15 pasmao, día

Buenas Don José Luis

Me temo que yo soy de los que ven el vaso medio vacio, si es que queda vaso.

Creo que hay que empezar a liderara un post apocalipsis.

Rajoy se va a atar a la silla y seguiremos igual hasta el 2015 (noviembre) en el que PP+PSOE no sumarán mas de 200 escaños, igual ni llegan a los 180.

Después habrá que evitar que pacten entre ellos y que el PP lo haga con UPyD y Ciudadanos, a ver si con suerte llegan a los 176 escaños.

Por el camino una derecha destrozada en europeas, autonómicas y ayuntamientos. Efectivamente no la reconocerá ni la madre que la parió.

Por el camino nos llegarán innumerables mensajes marianos de que fuera del PP no hay salvación. Inútiles mensajes que a mas repitan menos efecto tendrán.

un saludo

16 pasmao, día

Oviamente donde pongo "Después habrá que evitar que pacten entre ellos y que el PP lo haga con UPyD y Ciudadanos, a ver si con suerte llegan a los 176 escaños" me refiero a promover que el PP lo haga con UPyD y Ciudadanos... pero por si acaso lo aclaro.

Herramientas